Soros pone a caldo a unos cuantos en Davos

Bueno primero que nada le metió duro a Trump  al que consideró como muchas personas de paz y buena voluntad pensamos; como un peligro y amenaza mundial, a Putin no lo dejó atrás más o menos vino a decir que era “El padrino” y Rusia “su negocio”.  A los grandes de la comunicación en la red que se están convirtiendo en el Gran Hermano orwelliano, contra las criptomomendas también habló claro, serán cripto pero no monedas y que tenían todos los síntomas de haber sido convertidas en una nueva forma de burbuja, pero vamos no profetizó su apocalipsis como otros si una fuerte rebaja sobre su cotización actual, vamos que el hombre se despachó a gusto contra el ultraliberalismo que ahora cabalga a lomos de caballos digitales

 

Los comentarios están cerrados.