Bononato comenta la jugada que podría tramar el mercado

Nos referimos a las notas de Bononato para los inversores en su fondo GLOBAL ALLOCATION 

Desde invertiryespecular un cordial saludo a éste gestor, al que tenemos en gran estima y creo que habla para todos y no solo para sus partícipes, me parece da lugar por su interés público al resto de inversores y especuladores mostrarles los comentarios coherentes que realiza sobre  su visión de mercado y comportamiento de determinado activos.

Y es que muchas veces beatificamos a los gestores de fondos extranjeros estando pendiente de cualquier comentario suyo y no tenemos en cuenta los de los patrios, eso si, los que trabajan por y para generar rentabilidad a sus clientes, porque hay otros que simplemente gestionan para no perder dinero para así seguir viviendo del cliente más tiempo.

En esta escueta nota, tan sólo queremos mandar nuestra opinión de los hechos acontecidos en
los últimos días.

Debido a nuestra posición corta, tanto en bonos como en acciones, muchos de vosotros nos
preguntabais cual podía ser el desencadenante o el indicador de un cambio de tendencia en los
mercados.

Aunque creíamos que con en el informe especial que os mandamos a principios de año estaba
todo relativamente explicado, sois muchos los que nos habéis contactado. Es por ello que
preferimos dejar clara nuestra opinión, así como lo que esperamos que pueda pasar.

Uno de los “desencadenantes” que explicamos con bastante detalle en el informe especial era
la volatilidad. Tras unos días en los que “inexplicablemente”, unas cifras económicas muy
buenas y, en especial, las subidas de ganancias por hora trabajada en EE. UU. (obviamente
inflacionista), desencadenaron subidas de las rentabilidades de los bonos (caídas en los precios)
que terminaron arrastrando a las bolsas. Estos movimientos repentinos hicieron “reventar”
algunas de las estrategias que se beneficiaban de esta aparente tranquilidad y “poco riesgo” de
los mercados.

En este sentido, prácticamente todos los fondos e instrumentos que estaban con posiciones
vendidas en el VIX (índice de la volatilidad) han perdido el total de su patrimonio en un solo día.
Los emisores de estos productos se vieron forzados a cerrar el total de estas posiciones.
También pensamos que en algunos casos se quedaron con posiciones cortas ante la
imposibilidad de cerrarlas todas. Es decir, las pérdidas potenciales de estos fondos, notas y ETFs
han sido superiores incluso al 100% de su patrimonio. Recordaros que a principios de año las
volatilidades se negociaban a entornos del 10-12$, mientras que estos días ha llegado a cotizar
por encima de 50$.

El discurso de la industria es que esto no ha sido más que un problema “técnico aislado”, y que
los resultados y fundamentales del mercado lo sostienen. Le llaman: oportunidad de compra.
Sin embargo, desde Global Allocation pensamos que ha sido el primer aviso de posteriores
caídas, obviamente, mucho más importantes.

El siguiente aviso, mucho más serio, podría venir de China (seguimos viendo algunas señales
muy preocupantes), o bien de algún banco europeo, como, por ejemplo: Deustche Bank,
mientras el índice sectorial bancario no ha parado de subir, las caídas en el valor están
empezando a ser preocupantes; Monte de Paschi (o los bancos italianos en grupo); o el mismo
Credit Suisse, el principal vendedor de productos vendidos de volatilidad.

Puede ser que el deterioro continúe por el miedo a la inflación o que el desencadenante haga
que estos problemas se pongan de manifiesto y magnifiquen el movimiento.

Avanzaros que hemos hecho algunos cambios en la cartera con respecto al cierre del mes de
enero.

Hemos incluido un ETF corto sobre los High Yields europeos de aproximadamente el 9% del
patrimonio. Este producto nos hace ganar si los diferenciales de crédito de las peores
compañías (bonos basura) empeoran y viceversa. Hemos visto cómo estos diferenciales
empiezan a subir, de momento, tímidamente. Ahora están a 250 pb, y aunque han estado cerca
de 200 pb, durante la crisis del 2008 estos diferenciales se fueron a cerca de 2500 pb. Hay muy
poco que perder y mucho que ganar.

A nivel táctico, hemos cerrado las posiciones cortas en los bonos alemanes (realizando algo de
beneficios), pues pensamos que, si hubiera otra caída brusca, podrían esta vez actuar como
valor refugio. Seguimos manteniendo las posiciones cortas en deuda italiana a 10 años.

Por el mismo criterio, hemos comprado bonos de EE. UU. a 25 años con una rentabilidad por
encima del 3%. Además, hemos incorporado esta posición, alrededor del 20% de la cartera,
para tener cierta exposición en dólares americanos, sobre 1,235.

El consenso del mercado actualmente apuesta claramente por una devaluación del $. Este
hecho puede hacer que la inflación empeore en EE. UU.. Sin embargo, desde Global Allocation
pensamos que las subidas de tipos y el exceso de posicionamiento corto del $, pueden hacer
que el dólar se revalúe. Este escenario pondría cierta presión a las bolsas y en apuros a todas las
compañías. Especialmente dañino para aquellas empresas de los países emergentes que han
estado emitiendo cantidades muy importantes de deuda en $ con un problema de repago. Por
ejemplo, el conglomerado HNA, de China, uno de los más grandes del país, recientemente
acaba de emitir bonos en $ al 9%. Al borde del colapso…

Si tuviéramos que hacer una corrección del informe, sería que ahora ya no vemos un 70% de
posibilidades de subidas y 30% de caídas, sino más bien 50% – 50%, y aumentando cada día.

Os recuerdo que la volatilidad no aumenta ni disminuye, sino que se “amontona”. En el informe
pone que es “autorreflexiva”, igual así se entiende mejor.

Es decir, tener mucho cuidado. Vienen curvas.

 

Los comentarios están cerrados.