Del culebrón del Banco Popular cada día salen más perlas…

A la batalla del ex-presidente de la entidad, Ángel Ron, sobre la devolución de 12,8 millones de euros que le reclama el Banco Santander por cobros indebidos o injustificados –algo que colea desde hace unos meses y que también involucra a varios ex-consejeros del antiguo Banco Popular, según indicaban en ‘elconfidencial’ en un articulo– se une ahora la demanda que el ex-banquero ha presentado ante la Junta Única de Resolución para recuperar el millón de euros que tenía invertido su mujer en acciones de la institución intervenida, ya que se ha sumado a una de las demandas colectivas en marcha contra el procedimiento de intervención realizado.

Hasta la fecha, las cuatro asociaciones que se han organizado para pedir compensaciones por la quiebra del antiguo Banco Popular son la OCU, Aemec, la del abogado Felipe Izquierdo y la de Félix Revuelta, el dueño de Naturhouse, quien culpó directamente al Sr. Ron de ser uno de los máximos responsables por el fatal destino del banco, tal y como informaban ayer en elconfidencial.

Lo curioso es que hoy se menciona en expansión que BBVA sí que habría estado interesado en pujar por Banco Popular y competir con Banco Santander en caso de haber dispuesto de información suficiente para que su consejo de administración pudiera tomar la decisión aquel 6 de junio de 2017 –así lo señaló la propia entidad vasca en su carta de renuncia a continuar con el proceso de venta del banco sometido aquel día a resolución– , por lo que no cabe duda de que Banco Santander, al ofrecer un euro por la compra de Banco Popular en su oferta a las tres de la madrugada del día de autos, o fué una jugada maestra o una locura, porque si BBVA no contaba con suficiente información para proceder, se supone que Santander tampoco ¿no? ¿o acaso hay algo más que se nos escapa?

También tenemos las declaraciones del BCE últimas donde, poco más o menos, nos hace un Poncio Pilatos y se lava las manos sobre la forma de actuación de las partes en todo el proceso; “la disponibilidad de colateral es divergente entre los distintos países. Es el banco nacional quien es responsable y no hay que compartir este riesgo“, indican en El Mundo.

Los afectados, por contra, sólo pueden soñar con que el fallo de una sentencia de un juzgado de Oviedo por la que se obliga al Santander a devolver el importe de las acciones compradas por un minorista durante su ampliación de capital de 2016 de pié a que pueda sentar paralelismos, aunque parece ser que no tendrían aplicación en su caso, pero bueno, soñar es gratis…

Advertisements

Comentarios

Del culebrón del Banco Popular cada día salen más perlas… — 2 comentarios

  1. Estimado escritor, cuando señalas que la sentencia de Oviedo, "pié a que pueda sentar paralelismos, aunque parece ser que no tendrían aplicación en su caso", ¿en que te basas?. Creo que los que compraron despues del 26 de mayo de 2016, recuperarán el dinero.
    Sino lo has hecho, te agradezco que lo contrastes con un despacho de abogados.

    • Anotado queda por nuestra parte su sugerencia . Te ruego que también lo comuniques a la fuente original del artículo .. gracias por el apunte, el Kuko solo se hizo eco de la noticia publicada en la fuente que se citan es imposible certificar la veracidad de lo que otros autores publican en otros medios, es imposible en prensa generalista que debería ser la más limpia y menos sesgada y pasa lo que pasa imagínese en webs y blogs sin medios ni humanos, ni materiales, ni tan siquiera de tiempo como este que haciendo un artículo ya se llega tarde al siguiente. Saludos.