Previsible batalla entre El Corte Inglés y Amazon

Dimas Gimeno, presidente de los populares almacenes españoles, aboga por la creación de una suerte de Amazon europeo y por la puesta en marcha de medidas que faciliten a las empresas tradicionales la competencia con los gigantes mundiales.

Sin duda el plan de Gimeno será desarrollar más el ‘e-commerce’, pues no necesitan inversiones en centros físicos, requiere de pocos trabajadores –ojo, que El Corte Inglés emplea a más gente en España que Google, Twitter y Spotify juntos en todo el mundo-, pueden vender las 24 horas del día y al ya disponer de posición dominante, seria sencillo presionar a los proveedores.

Gimeno pretende plantar cara logística aprovechando su red física de puntos de venta para realizar entregas más rápidas, lo que constituiría su gran ventaja competitiva. Pero para entender dónde pelea, es bueno recordar cuál ha sido la evolución de muchos sectores: de las pequeñas tiendas de barrio o de provincias se pasó a cadenas y centros comerciales situados en las periferias y de ahí a la concentración de la venta en pocas marcas de distribución. El paso siguiente, y la guerra entre Walmart y Amazon lo atestigua, es la concentración de la venta en los canales digitales. Gimeno es consciente de que las empresas de su rango son un objetivo de estas grandes compañías globales y por eso busca refugio en un modelo de negocio diferente, tratando de impulsar cambios de normativa estatales que le beneficien, abogando por proyectos de mayor calado, como la creación de una plataforma europea similar a Amazon amparada tal vez por normas y leyes “ad-hoc“.

Pueden leer el articulo completo en su fuente original pulsando aquí

Advertisements

Los comentarios están cerrados.