El inversor y el crédito al mercado

La norma o el uso y costumbre financiero-bursátil es que a más sube un mercado o mas desarrolla su tendencia alcista el inversor tiende a “apalancarse” usando dinero que no tiene realmente para participar en los mercados, llegado un punto los algoritmos empiezan a reducir garantías para regular la masa de efectivo real y prestada bajando los precios de las cotizaciones, como las garantías se ejecutan  la deuda al margen se va reduciendo pero claro este descenso no se hace de forma paulatina y progresiva, se hace de forma brusca porque lo que se pretende es generar miedo (volatilidad) para que los pezqueñines cierren posiciones agobiados por sus pérdidas latentes que por supuesto convierten en reales.

Y lo que se consigue “tocando” los algoritmos es que la liquidez desaparezca y por ello los precios se desploman generando una bola de nieve porque los sistemas automáticos solo venden retirando las contrapartidas a la compra, el resto lo hace la psicología del inversor, quien está con acciones o productos de contado sobrevive a la carnicería o masacre de posiciones vía software y los apalancados  en derivados largos mueren unos tras otros arruinados, algunos cortos es cierto que hacen su agosto en las grandes caídas de mercado pero todos sabemos que luego los mercados bajan tanto que ni los bajistas se atreven a vender otra vez una vez cerrada sus posiciones, y claro, con miedo a comprar, con miedo a vender la continuidad bajista está asegurada hasta que el mercado para porque se conforma con la sangre hecha y por supuesto con la conversión de negativo a positivo de los saldos de garantías.

Creo que este gráfico lo explica mejor todo:

Cómo veis el grado de apalancamiento financiero actual es brutal al cierre de marzo pero los algoritmos no ven peligrar el sistema aunque ya todos estamos notando que la falta de liquidez es patente y manifiesta en la RV USA creemos que solo falta el detonador que inicie la reacción en cadena bajista, pero ojo, cuidado con estos gráficos el timing no es el adecuado para operar con ellos, es decir no por ver este gráfico de esta manera hay que venderlo todo y salir corriendo o ponerse corto hasta las trancas. No, desgraciadamente este gráfico es contextual no es un indicador técnico al uso para especular o invertir. Para eso funciona mejor el chartismo o análisis técnico tradicional.

Comentarios

El inversor y el crédito al mercado — 1 comentario