5 cosas que no veremos nunca del oligopolio eléctrico

Si realmente quisieran combatir la pobreza energética, cualquiera de estas cinco medidas sería buena para empezar, dado que todas ellas tendrían un impacto inmediato en la reducción de la misma:

  • Impedir las constantes batidas de comerciales hacia las casas de la gente más vulnerable con intención de sacarles del servicio regulado PVPC hacia tarifas y servicios que no necesitan, por los que terminarán pagando siempre de más. Esto puede ir acompañado de informar adecuadamente de lo que sí necesitan contratar de verdad, sean vulnerables o no, por ejemplo tarifas con discriminación horaria en PVPC o reducir potencia contratada para pagar menos.
  • Dejar de cortar la electricidad a los clientes domésticos, sin comprobar si están en situación de vulnerabilidad. Esto solo es obligatorio en Catalunya, gracias a la Ley 24/2015, y aunque en muchos casos no la cumplen, sería un gran gesto que lo aplicaran en el resto del país.
  • Invertir en planes de condonación de deuda a las familias que no pueden pagar, no cobrar reenganches, o por reducción o ampliación de potencia…
  • Dejar de especular con el precio de la energía, dado que el actual sistema de fijación de precios se lo pone muy fácil, pero podrían ponerse de acuerdo fácilmente.
  • Dejar de hacer lobby y presionar al Gobierno para imponer sus intereses por encima de los de la ciudadanía, así como de recurrir todas las normas que les afectan; por ejemplo podrían disolver su patronal eléctrica, UNESA.

Fuente y articulo completo pulsando aquí

Los comentarios están cerrados.