Por qué no invirtiría a largo plazo en el Dow Jones

La razón  no es mía, ni del mercado  es de un tal Benner, cuando estudiaba esto y descubrí sus ciclos me quedé perplejo, estupefacto, obnubilado como era posible que un señor con tanto tiempo de anticipación hablo de hace dos siglos acertara con mucha precisión todos los máximos del Dow Jones del siglo XX y dos de los tres de este siglo XXI. Creo que en Google habrán cosas de servidor respecto a este hombre en cuanto a biografía y didáctica sobre sus curiosos y exactos ciclos.

Los tres teóricos de los mercados financieros que más me han impresionado de la literatura bursátil han sido Dow, Elliot y Benner, ya de corte más moderno a J.J. Murphy aparte claro está de los maestros del Chartismo y análisis gráfico que como son varios e importantes y los conocemos todos pues no cito para no ofender a quien deje atrás.

Pero claro entre Elliot o Dow y Benner me quedo con Benner por una sencilla razón es el que más acertado de todos los tiempos y no murió pobre. Entendí en mis carnes porque Elliot murió pobre gracias a Dios aprendí la lección,  su teoría excelente pero ahora mis impulsos y reacciones las hago yo a mi manera y no a la suya, gracias a esto no me haré rico pero no moriré pobre como él.

Dow me introdujo a hierro y fuego la impronta de los mercados en su evolución temporal vamos el sota, caballo y rey del negocio, o los cimientos. Y Murphy me enseñó que lo correcto es usar de todo lo que funciona un poco para crear un método o un criterio de trabajo capaz de adaptar a cada escenario que vivan los activos financieros.

Benner ni tenía nada que ver con los mercados financieros , vean su historia que rescato de un artículo de X-TRADERS:

Samuel T. Benner fue un granjero de Ohio que se arruinó en como consecuencia de la Guerra Civil de 1873 y una epidemia de colera porcino, lo que le llevó a reflexionar acerca de las posibles causas de las fluctuaciones económicas, tratando de encontrar un comportamiento cíclico a lo largo del tiempo. En 1875 publica el libro titulado Business Prophecies of the Future Ups and Downs in Prices que incluía previsiones para los precios de algunos productos agrícolas y el hierro en el periodo 1876-1904, basándose, entre otros, en los siguientes ciclos:

Un ciclo de 11 años en el maíz y en el ganado porcino con máximos alternándose cada 5-6 años.
Un ciclo de 27 años en el hierro con mínimos cada 11, 9 y 7 años y máximos cada 8, 9 y 10 años.

Otro ciclo identificado por Benner es el Ciclo de 54 años, el cual a su vez se subdivide en tres sub-ciclos de 16, 18 y 20 años, en los que se producen máximos desde los que se inician violentas caídas.

La explicación que daba Benner a estos ciclos es la siguiente: “(…) la causa se encuentra en nuestro propio Sistema Solar: puede ser el hecho de que Jupiter es el planeta que regula los ciclos de la agricultura y la ganadería; o que Saturno ejerza una influencia en los ciclos de la producción manufacturera y el comercio. A su vez, no debemos olvidar que Urano y Neptuno influyen sobre Jupiter y Saturno, afectando así también a la Tierra.

Cuando se descubran las combinaciones que producen una manifestación invariable al analizar el comportamiento del Sistema Solar, entonces podremos establecer la causa que produce los ciclos en los precios y la longitud de su duración.

Sin embargo, Benner nunca explicó en que se basó para establecer los ciclos, aunque de su libro se desprende que analizó el comportamiento de los planetas y las manchas solares. Como podemos ver, Benner está en la línea de Gann y otros autores posteriores, en los que se analiza el comportamiento de los planetas y su posible influencia en los mercados financieros.

Posteriormente, A. J. Frost, autor del conocido Elliott Wave Principle: Key to Stock Market Profits junto con Robert Prechter, presentó una variación del ciclo de Benner, que es la que actualmente todos conocemos, señalando que los máximos del Dow Jones se daban cada 8-9-10 años mientras que los mínimos seguían la secuencia 16-18-20 años, tal y como se muestra en el siguiente gráfico:

(Sombreo en verde sus aciertos y remarco donde “lo clavó” además extiendo a los futuros topes de ciclos)

Resumen creo que en los próximos años sobrevendrá un suelo no se si en la era Trump o en el que le suceda en el puesto por la herencia recibida de Trump sin dejar de tener en cuenta a la FED o la Deuda estructural estadounidense, eso si aún podrían quedar tres años para asistir a un nuevo suelo de mercado. Por el momento Benner acertó con el techo de mercado de este año en 2018, si hay más o nuevos techos mejor no le quitan la razón pero ahí está el mérito, muchos gurús no saben a lo que cotizará nada la semana o mes que viene pero ganan una fortuna y este Banner hace siglo y pico dijo que este año tendríamos un nuevo techo y lo clavó. La credibilidad no es un don con el que se nace , es la autoridad que te concede quien sabe de  tus proyecciones pasadas y su nivel de acierto presente. Cómo veis Benner es persona de total y absoluta credibilidad no lo digo yo lo dicen sus aciertos, que se cumpla o no … bueno … falló en el techo del 2010 fue en 2007 (pero si hubiese acertado en el 2007 habría fallado en el 2018) y el suelo fue en 2002 y no en 2003 se equivocó el hombre en meses “con más de un siglo de diferencia”, igual fue por el cambio magnético de la tierra en un siglo (risas).

El único juez que sentencia al inversor o especulador, profesional o lego son sus resultados y el nivel de acierto entre lo que se pensó en el pasado  y lo que sucedió en el futuro.

Un articulo de 2016

Advertisements

Comentarios

Por qué no invirtiría a largo plazo en el Dow Jones — 4 comentarios

  1. Yo, para mi, el tío más listo en el análisis técnico fue Bolzano que fue el que demostró que para estar al otro lado de una línea de tendencia primero había que cruzarla….. esto aún hoy en día alguno no lo ha entendido!!!! Y el muy listo/Calixto/megalisto da cada lección de warrants, opciones y leches que me parto…. ay Dios mío.

  2. La primera vez que leo sobre Samuel T. Benner.
    Con tu permiso, me guardo esta entrada, para más adelante, para poder cotejarla con la realidad.

    En mi caso, el "olfato" me dice que al actual ciclo bursátil le queda ya poco recorrido, y he comenzado a pasar posiciones de cartera a liquidez: una de ellas por convicción y otra por obligación. El 60% restante irá pasando a liquidez con más o menos celeridad, en lo venidero, excepto una posición en Plata, que constituí aprovechando los mínimos de su ciclo económico.

    Excelente entrada. Desconozco si Jupiter-Saturno-Urano-Neptuno tienen algo que ver (hay opiniones para todo y opinar sobre algo que se desconoce es un lujo que no me puedo permitir), sin embargo las crisis económicas son recurrentes.
    Saludos

    • A mi ya te digo .. llevo muchos años en el negocio y desde que estudiaba me impactó este hombre y sus ciclos .. y nada que ver con la bolsa cuidado ..y ya la manera de obtenerlos para flipar el colores. Hasta creo que los años que ha fallado por muy poco ha podido ser producto de las anomalías magnéticas de la tierra o de las manchas solares que en alguna ocasión se han pasado de fogonazo. De verdad documentate al respecto te impresionará. Es que caramba decir hace dos siglos que 2018 tendríamos un techo de mercado y clavar los que ha clavado y donde falló por lo que ha fallado .. ES PARA PREMIO NOBEL POSTUMO. Saludos.

  3. Por suerte para todos, también fue listo y avaricioso para no detallar los porqués. Otra cosa es que en vez de financiero, hubiera sido científico, entonces lo hubiera explicado a la comunidad científica y hoy lo llamaríamos Principio de Benner, como el de Paretto, o Arquímedes.
    Al parecer pocos seguimos sus teorías, pero resulta que con un sumatorio simple obtienes un porcentaje de aciertos altísimo.
    Aquí todos los sistemas son imperfectos, pero aglutinando algunos, suman mucho.
    Como te dije en febrero, 2018 parece techo de mercado, pero no sabemos si hará un doble techo, HCH, o tendencia lateral con descenso suave consumiendo tiempo y salud a los comprados (unos dos años y medio o tres), con un latigazo vertical final a mínimos de mercado en 2.021, para sacarlos de mercado, y vuelta, sin formación de suelos. Algo para intentar desesperarnos, por supuesto. En esto también van jodidos muchos de los grandes, porque no son adivinos.
    Como sabes Benner habla de máximos y mínimos, no de formación de suelos o vueltas
    Lo malo es que en nuestro IBEX, al estar muy condicionados por pocas empresas que capitalizaban mucho, vamos a hacer máximos de mercado inferiores a 2000 y 2007, y en mínimos yo veo que la línea extendida uniendo máximos de 1.987-1.994 con mínimos de 2.011, aunque parezca una frikada, es muy potente, excepto que hacia arriba ahora busquen un 11.100-11.300 (1.998, 1.999, 2.010, 2.011, 2.015), y minimicen esa opción, pero no sé si TEF, Bancos, etc, van a llegar ahí.
    (Aquí, recuerdo que hay varios grandes inversores nacionales que están recién comprados en TEF y telecos entre 8 y 7,5, gran jugada, y los grandes fondos internacionales no las quieren ni ver)
    Recordar que los mercados siempre nos llevan adonde no pensábamos que íbamos a llegar.
    A mí particularmente me gusta la solución que le dieron a los mercados para tirarlos abajo en 1.997-1.999-2.002 (11.000 + 2%).
    Perdón por la chapa.
    Y observa ABG, la tiraron con poco más de 1 millón de euros, se hicieron con todo lo que pudieron abajo, y en un abrir y cerrar de ojos la han llevado a su sitio, y ahora venga a sacar noticias de buenos contratos. Si Urquijo resiste la presión, como vasco que es, hay mucho margen de ganancias (recuerdo tu buen comentario de ABG y el estornudo de reacción, de momento ya han intentado sacar a los comprados, muy buen síntoma).
    Gracias.