Ver para creer

El 2 de julio lo tuvo todo; los inicios de mes y semana sumados a una fecha clave para el curso laboral se confabularon para que más de medio millón de personas se fueran al paro y otro medio millón encontraran trabajo. En total, 1.023.756 personas, equivalentes a más del 5% de todos los actuales afiliados a la Seguridad Social.
La cifra marca doble récord: días oscuros y luminosos en función de las altas y bajas laborales que registra el Ministerio de Empleo existen, pero ninguno como este, capaz de destruir el 2,5% de toda su masa laboral y recuperarla con otros tantos contratos.

El precedente más inmediato data del pasado dos de enero, el primer viernes del año y el día en que 467.432 personas perdieron su trabajo y se firmaron otros 408.227 contratos. Antes, se han alcanzado picos de altas y bajas en torno al medio millón por día, aunque no en ambos sentidos a la vez. La enorme temporalidad se observa también en el movimiento global que registra el Ministerio cada mes: en mayo y junio de este mismo año se han venido superando los dos millones de altas y bajas en el sistema cada 30 días.

Comparando los seis primeros meses del año con los del ejercicio anterior, se constata que la contratación indefinida aumenta en términos brutos pero apenas mejora la proporción con los miles de contratos temporales –donde también aumentan las jornadas a tiempo parcial– que cada mes se firman en España.

Fuente:  elboletin

Comentarios

Ver para creer — 1 comentario