Vivendi aleja al fantasma de su figura chartista

Si que lo han tenido que pasar mal sus inversores, nosotros mismo decíamos que por nada del mundo podría cerrar bajo 20.25 euros la acción porque activaría precio objetivo 16 euros  aprox. por penitencia técnica de rotura triangular clarísima.  Afortunadamente respetó el soporte y ahora parece estar rompiendo la bajista del triangulo para recuperar la alcista de principios del 2017.

No se puede cantar victoria aún pero la menos ha destensado el ambiente en la acción, deseamos que rompa la cadencia bajista de sus máximos porque ya con eso le llegarían señales de compra.

Advertisements

Los comentarios están cerrados.