La muy poco entendida figura del Coach financiero

La muy poco entendida figura del Coach financieroVivir de enseñar a tocar el piano no es ser un pianista, el pianista  “vive” (en el sentido de obtener  una renta por su actividad artística) de tocar el piano no de enseñar cómo se hace, ningún pianista que se precie lo más mínimo da clases particulares al precio que sea no por el impedimento de su ego si no porque literalmente no lo necesita para nada.

Estaríamos hablando de lo mismo si el ejemplo lo ponemos con un profesor de marketing y un publicista profesional, el primero vive de la docencia y el segundo de su actividad profesional según valía  personal o evolución comercial en general del negocio.

Cuando nos referimos a Bolsa el personal suele confundir a las figura  del Coach financiero  con un batiburrillo  mixto donde el profesional en cuestión  es un poco de todo y  que suele  vender  su  servicio entre la gestión y el asesoramiento financiero esquivando como puede o sabe a la legalidad vigente, porque claro, asesorar a terceros y gestionar capitales por personas o empresas no facultadas para ello es como mínimo intrusismo profesional y por supuesto y como debe ser, ilegal e ilícito.

¿Qué sucede realmente en el negocio de la Bolsa en cuanto al servicio de formación e información a un interesado que desee contratar los servicios de un “experto” para que le guíe en la jungla financiero-bursátil?

Sencillo, que es un bocado muy apetecible para aficionados y falsos expertos en operativa bursátil del tipo que sea, y por supuesto para los intermediarios financieros que  tratan  de acaparar clientes por lo civil o por lo criminal,  a cuantos más mejor a través de todo tipo de señuelos comerciales:  asesores personales al servicio del cliente , conferencias presenciales y on line, señales SMS,  manuales y tutoriales para ganar en todo tipo de mercados con todo tipo de productos, vídeos, colecciones de libros, fascículos, o sistemas automáticos que hace trading desde los índices más tradicionales a los activos más exóticos que puedan existir, me acuerdo de gente llamarme para venderme operar en  diamantes, en  tierras raras, o con productos financieros milagrosos de su invención con estrategias donde se me garantizaba los más suculentos beneficios.

¿Que es lo que realmente subyace  en el interés comercial del intermediario financiero? Sencillo también ludopatizar al cliente hasta su extrema fidelización y así establecer un flujo constante de ingresos (a todos los efectos drenaje/expolio)  de la cuenta de valores del titular a la de explotación mercantil del mismo, si gana bien, más y más contento paga, y si pierde solo lo hace él, es decir establecer una relación camello-yonki para entendernos todos.

Ahora bien, también he hablado de “aficionados” o “amateurs” envalentonados por la cobertura de impunidad que proporciona la red, una miríada de personas que sin más alforjas que diez temas de bolsa, un sistema especulativo construido Dios sabe cómo y de qué manera o una serie de literalmente trucos que llaman criterio o método de trabajo se ponen como osos en el rio a ver a cuantos salmones pillan al zarpazo limpio escondidos en foros de alto tráfico de neófitos y personas que vienen de nuevas al mundo bursátil con el ánimo de participar en él.

¿Cómo detectarlos? Muy fácil pidiéndoles el epígrafe fiscal y el boletín de la seguridad social, oiga si usted es profesional tiene que estar dado de alta en la A.T.  y en la S.S., si usted recibe excusas para no tener que aportarle  esto no siga hablando ni conviniendo nada porque no tendrá ni a quien denunciar llegado el caso y cuidado porque los hay que trabajan muy bien al cliente y se apoderan no solo de su voluntad sino hasta de la clave de su cuenta de valores para operar más cómodamente y dar un mejor servicio según ellos.

Hablé de falsos expertos también que con su propio aval personal de grandes y reconocidos traders, de obtener supuestamente  grandes beneficios, de estar saliendo por aquí y por allí en cuanto a medios salmón, de estar en tal o cual Agencia o Sociedad de valores  ganan grandes sumas de dinero u operando apalancados con derivados financieros, y todo ello gracias a un superpoder cual vista de rayos X saben que va a hacer el pecio desde minutos a años.

Venden que ganar un sueldo en bolsa es coser y cantar si te suscribes a su servicio, que solo tienes que copiar lo que él hace, o incluso te lo copian directamente a la cuenta  si te suscribes además a un determinado bróker, o que tienes descuento si aparte de su servicio abre cuenta en su intermediario recomendado. Vamos que le darán su fórmula a dosis para que usted también se haga rico y viva como ellos.

En realidad este  tipo de gente son siguiendo el ejemplo del inicio como alumnos de piano que se aprendieron diez canciones y tratan de venderse como pianistas a cafés-teatros porque a un a un auditorio  no podrían ir nunca, y claro como no son pianistas pues tratan de re-vender lo que ellos aprendieron a otros.

Tengo casi veinte años de profesional a full time en esto,  primero no conozco a ningún day-trader que gane dinero única y exclusivamente del day-trading , y menos única y exclusivamente con el análisis técnico,  ojo tengo referencias de quien si lo hace cuidado, estaría bueno de que no lo hiciera uno de cada 1.000 o más especuladores, ellos son la excepción que confirma la regla, es que si no los hubiera no se podría hacer marketing vendiendo el arquetipo de hipster que opera desde casa un ratito al día se lleva un sueldazo a fin de mes y vive la vida estupendamente.

Pero claro, como digo los hay, pero mucho me temo que  jamás darían clases particulares a nadie, y mucho menos a un “memo” como usted, a un ama de casa o a un jubilata, mucho menos vendería réplicas de sus operaciones,  es más no se pasan por internet más que a ver y consultar lo justo y necesario. ¿Por qué? sencillo, es el pianista o el publicista del ejemplo, si vive de una actividad no tiene tiempo para una segunda, o va a dejar de vivir como Dios para sentarse y explicar bolsa a estúpidos que se quieren hacer ricos en ella.

Luego hay profesionales que abren todos los frentes posibles cual boca de tiburón-ballena para captar todo el plancton posible: son especuladores, son inversores,  son agentes comerciales, son formadores, son asesores, son gestores, son conferenciantes, son divulgadores, son formadores e incluso informadores, son vendedores de libros, son influencers, lo son absolutamente todo y se las dan tocados por la fortuna eso si, todos presumen de su intenso trabajo previo para conseguirlo, porque claro eso es justo lo que venden, en un algo así como “hazte rico o vive de la bolsa como yo” y eso puede ser un curso, una suscripción, un libro, o llegar a meterlos en tu casa para que te hagan un volcado directo de su Know How.

Pero hay un problema añadido con este tipo de profesionales holistas,  que si lo son absolutamente todo cual hombre orquesta  este profesional no puede parar todos los instrumentos para atenderle a usted y claro si no está para usted  cuando lo necesita, o fuera de su timing  ¿para qué quiere a un profesional que lo único que busca es ganar dinero disparando a todo lo que se mueve? ¿para decirle a sus amistades tengo de asesor a … que sale en .. y habla en …?  Y cuando usted lo llama no puede atenderle en ese momento, o su secretaria le dirá lo mismo.

El coaching financiero no es formación on line   en un aula virtual o  en una sala delante de un proyector donde  todo sale perfecto, bonito y sobre todo  siempre, todas las pautas de los precios parecen mágicas, los indicadores pócimas ocultas de la eterna plusvalía, las figuras chartistas la panacea de todo, la alquimia de los mercados.

No amigos no, el Coach financiero es un señor que le vende sapiencia y experiencia de segunda mano a cambio de una cuota jamás vinculada a beneficio alguno, el que enseña piano no puede cobrar más si su alumno llega a ser pianista o no, el alumno le debe pagar por sus enseñanzas mientras considere que está en su proceso de formación, el Coach financiero no es tampoco el oráculo ni el adivino particular de sus suscritos.

El Coach debe enseñar un camino, una forma de hacer las cosas para no perder en Bolsa, a ganar no le puede enseñar nadie, consejos miles, pero a ganar ni Warren Buffett tan siquiera, debe hacerle diferenciar la verdad de la mentira, a ser eficientes, a operar poco y con poco, a estar en las dos direcciones del precio, a participar de todos los plazos tanto para invertir y especular, a conocer y mostrarle como se usan los distintos productos financieros, a decirle qué mercados es conveniente operar y en cuales no.

El Coach sin ser especulador o inversor profesional debe mostrarle sus movimientos, no para que usted los replique o copie sino que para los entienda, el coach debe enseñarle a no perder   en todo tipo de escenarios de mercado, obviamente ningún Coach en el mundo en un mercado alcista le puede hacer ganar dinero con posiciones largas pero si el puede enseñar a ganar dinero en un mercado bajista o correctivo mientras usted está pillado. El Coach le enseñará que el Stop Loss es la última herramienta a utilizar por alguien que pretenda ser un profesional si no la última.

No sea tonto cuando los mercados son alcistas no hacen falta Coachs , ni asesores, ni profesionales a su servicio, cuando los mercados son alcistas ganan hasta los niños y la mitad de los gestores de fondos, si no recuerdo mal en el 2006 y mirad si éramos alcistas ese año, el 56% de los planes de pensiones estaban en negativo, es decir que muchos expertos y grandes gestores no superan en ganancias a una cartera elegida al azar por un parvulario. Porque claro el negocio del plan de pensiones no es ganar dinero es tener partícipes.

El Coach no puede perder su tiempo en darle clases o cursos on line , eso es formación pura y dura, para eso contrate usted a un docente, para eso hay material de sobra por todos sitios en formato texto, gráfico e imagen y sobre todo gratuito, el Coach debe enseñarle a operar en los mercados por inmersión, en tiempo real, con dinero real, con tensión real, con estrés real, el Coach no le tiene que convertir en millonario sino en el mejor gestor posible de su propio capital.

El Coach siempre le va a demostrar una cosa a la hora de contratarlo, su consistencia en sus resultados y sobre todo su auditabilidad, esos son sus argumentos de profesionales por excelencia, un Coach jamás le va a decir que ha ganado millones porque entonces no es un Coach, es lo que me refería en párrafos anteriores, sería un gran trader y claro, la pregunta ¿un gran trader que gana millones perdiendo el tiempo con un imbécil como yo? y claro usted pensará dos cosas ipso facto y tendrá toda la razón del mundo que  o no es un verdadero trader  o no gana el dinero que dice, ojo igual es millonario, pero claro no como Coach si no haciendo de todo un poco sin escrúpulos  y tratando de pillar a todo lo que se mueve por no decir que bastante gente directamente se mete en el fango sin importar nada ni nadie, hay mucho primo suelto y el timo de la estampita está a la orden del día en Bolsa.

Y hay profesionales de empresa  totalmente disfrazados de buenos samaritanos con el único fin de que usted se  convierta en millonario o por lo menos ponerle todas las herramientas para que lo pueda conseguir  incluso hasta le regalan sus servicios, le prometen plusvalías seguras bajo sus condiciones claro,  o no le cobran comisiones, esos son los más peligrosos cuando alguien le regala algo no tenga la más mínima de las  dudas  que el negocio es usted o su capital.

Y si alguien se pregunta ¿y tu qué eres? pues señor/a un   Coach financiero estoy dado de alta en la agencia tributaria y pago mensualmente mi boletín a la seguridad social como autónomo. No soy trader, no soy millonario, no vendo libros, ni cursos, ni conferencias, ni colaboraciones,  ni escribo en más medios que en el mío y mucho menos a comisión de ningún bróker y ni tan siquiera un triste canal de Youtube para que me ayude a vender, y no lo hago  porque no quiera cuidado, a mi como a usted me gusta el dinero, es que no me hace falta me conformo con mi sueldo de Coach y  operaciones particulares.

Servidor es de los que creen que si mucho abarcas poco aprietas, si se dedica como muchos de sus compañeros del sector  a los que no critico en absoluto “a pillar pelas” vengan de donde vengan  lo que se resiente es el servicio al cliente y como este perciba que no estás “con él” al ciento por ciento y a pie de obra , que fallas en la lectura del mercado, que te vas por los cerros de Ubeda cuando tienes que ir por na Nacional 5 obviamente te da la patada,

 Jamás he pagado un céntimo de euro a nadie por la promoción y publicidad de mis servicios profesionales, todos mis clientes han venido a este despacho tocando en la puerta porque han deseado pasar de usuarios a clientes, servidor no llamó a ninguno,  cobro una cuota muy popular (sin vinculación a beneficios)  para que el mayor número de gente pueda tener acceso a un servicio sencillo, claro, honesto y transparente al más alto nivel.

Como Coach he logrado la consistencia financiera  generada por un control emocional ganado a pulso con el curso de los años, trabajo en el día a día, sin hacer ni day-trading, ni scalping,  sin sistemas, sin nada automatizado, sin trucos, ni pócimas financieras para entrar o salir del mercado, mi sistema si se le puede llamar así es cerrar “siempre” siete u ocho operaciones por cada diez realizadas y no operar en donde no lo consigo.

 En ocho años y un mes he cerrado 2585 operaciones con un ratio de acierto del 82.64% que arroja con carácter bruto  un 4.536% , el 92% de los clientes que han suscrito el servicio siguen de alta , y quien se ha ido una de tres , o creían que era la gallina de los huevos de oro y se iban a forrar o sencillamente no era servidor el profesional que necesitaban o confundieron el servicio haciendo locuras que ellos mismos se  dieron cuenta que no las  debieron hacer porque fueron actuaciones guiadas exclusivamente por el miedo o la codicia.

Este artículo no va de apología o corporativismo hacia los que ejercen mi actividad profesional  para dar a entender que somos mas o mejor que nadie, va  contra los que se meten en nuestra profesión  impunemente porque claro un coach financiero  vende más y mejor servicios de brokers y productos financieros   que agentes comerciales fusilando guías telefónicas desde una call center. Respeto todas ramas de esta profesión y no me meto en ninguna primero por respeto a los demás compañeros y segundo por no confundir a mi cliente.

Para mi es fácil meterme a gestor , asesor, vendedor, colocador, mediador, formador, analista para terceros, etc ..y bien sabe Dios el dinero que pierdo de ganar por no hacerlo (aparte de ser ilegal claro). pero no lo hago por respeto, es como  si un cardiologo por ser médico y ganar más dinero se pusiera a ejercer todo tipo de especialidades médicas, y si bien bien y si mal mal porque el cliente siempre paga . No, ni yo me meto en la de nadie y los demás que respeten la mía. Habemos muy buena gente que cobramos muy poco dinero, pagamos a Hacienda y a la Seguridad Social para que luego vengan unos cuantos listos a quitarnos el pan de nuestros hijos tratando de abarcarlo todo siendo puros aficionados o profesionales disfrazados.

La CNMV debería poner un sello para  aquellas Webs de despachos profesionales  que venden legalmente servicios financieros están correctamente dadas de alta y abonan seguros sociales  Así que si alguien se cree capacitado para ser Coach financiero lo tiene fácil que se de las altas correspondientes y a quien Dios se la de San Pedro se la bendiga. Pero usar nuestra actividad para vender de todo  y captar clientes NO.

 

Advertisements

Comentarios

La muy poco entendida figura del Coach financiero — 5 comentarios

  1. Solo quería decirte que el artículo es de diez… que ME GUSTA este tipo de lectura, aunque no quede bien que lo diga yo, pero un artículo de este nivel lo merece.
    Un saludo.

  2. Muy buen articulo, es muy directo y simple de entender incluso para gente como yo que no entendemos de economía y no sabemos que hacer con nuestros pequeño ahorros. Muchas gracias por este tipo de artículos.
    Un saludo.

    • Temía que fuera leído como un acto corporativista .. y no caramba .. los Coachs "legales" somos un gremio dentro del sector financiero … que nos pisotea Raimundo y todo el mundo .. por lo lado los amateurs espabilados por y el otro todo tipo de profesionales del sector que "también se creen Coachs como por añadidura" para ser Coach financiero se requieren tres cosas: 1. dado de alta en la actividad 2. pagar a la seguridad social 3. tener un histórico consistente auditable del servicio que vende de no menos de tres años , entonces ok , entonces se es coach financiero.
      Pero claro los brokers se creen con derecho a ejercer de todo … van y le llaman servicio de coaching a un señor que al servicio de la entidad lo único que hace es tratar de que el cliente opere lo máximo posible … es como el asesor personal de mi banco … jajajajajajajaja… me asesora en todo lo que tiene el banco .. de lo demás que no tiene el banco no tiene ni pajolera idea .. y si le dices algo que no tiene .. el va y te ofrece el simil que tiene mi banco jajajajaja… hombreeeeeeeeeee no le llames a ese tipo asesor personal … llámalo guía de la entidad .. empleado a su servicio .. yo que se .. pero asesor personal no es desde luego .. es un colocador es un vendedor es un endosador … en fin … que era un artículo reinvidicativo y gracias por leerlo así. Saludos.

  3. Menuda retaila Antonio,nada hombre,que muy bien el artículo, ya me conoces un poquito, jejeje.
    J.Sierra que poca vergüenza tienes,mira que decir que un diez,no será en una escala del cero al cien,no????te alcuerdas Juan de ese diez en tu momento del macd? pues toma,jajajajajaja.
    Decir que yo también vine buscando información,la cual encontré y muy contento de ello,pero claro,también encontré grandes amigos…. Jorge,te alcuerdas de esa comida juntos???…Juan,esas cervecitas en Amurrio…. Tony,tiempo al tiempo….en fin,siempre se valora todo,pero un buen coach con una página de cien y su buena amistad hacia my persona vale mucho más que unos euros…..
    Saludos a todos.

    • No entiendo porque me dices eso de la vergüenza… explícate mejor porque no te pillo…
      La escala que dices que era logarítmica o aritmética ??
      Sin embargo de las cervezas sí que me acuerdo… será que se me va ya un poco la pinza.
      Un saludo.