A la curva de rentabilidad del Tesoro le resta un tramo para llegar a cero

Cuando llegue a cero ya será cuestión de ir poniéndose en fila de a uno, con los chalecos salvavidas puestos, pero por el momento el bullish no ha terminado, ni tiene visos de hacerlo en Wall Street a corto plazo.

Michael D. Bauer y Thomas M. Mertens escriben:

La capacidad de la curva de rendimiento del Tesoro para predecir las recesiones futuras ha recibido recientemente una gran atención del público. Una inversión de la curva de rendimiento, cuando las tasas de interés a corto plazo son más altas que las tasas a largo plazo, ha sido un predictor confiable de recesiones. La diferencia entre las tasas del Tesoro a diez y tres meses es el término más útil para pronosticar las recesiones, sin ningún ajuste para una estimación de la prima a plazo subyacente. Sin embargo, tales correlaciones en los datos no identifican causa y efecto, lo que complica su interpretación.

A la curva de rentabilidad del Tesoro le resta un tramo para llegar a cero

 

 

 

 

 

 

 

 

 

fuente

Advertisements

Los comentarios están cerrados.