¿En serio? … tengo mis dudas de lo que dice el Gobierno

Seguimos sin frenos para la subida del precio de la luz; éste agosto ya se ha incrementado un 11% hasta alcanzar su nivel más alto de todo el año –61,83 euros para el consumidor medio– si lo comparamos con el mismo mes del año pasado. Entre las causas, la subida del gas natural, los derechos de emisión de CO2 o que la energía hidráulica se oferte al precio de la producida con gas natural, siendo la primera más barata de producir que la segunda.

Como muchos de ustedes ya saben, el problema está en el sistema eléctrico español, conformado por unas pocas empresas y sin libre competencia. “Claro que hay problemas externos, pero no deberían afectarnos tanto porque tenemos un mercado eléctrico: a mayor oferta que demanda, los precios deberían ser más bajos”, explica Sergio del Otto desde la Fundación Renovables. “El mercado está diseñado para el beneficio económico de las grandes empresas, que lo componen en formato oligopolio”, añade Soledad Montero, de Ecologistas en Acción.

Sin embargo, existe una doble imposición para la electricidad que no se aplica a otros bienes. De la factura de la luz, un 26% son impuestos. El impuesto eléctrico que supone casi un 5% fue creado para obtener los ingresos necesarios para el pago de las ayudas a la minería del carbón nacional y actualmente es gestionado por las Comunidades Autónomas. El otro 21% corresponde al IVA, es decir, pagamos un impuesto para bienes de lujo por un bien primario. “Los consumidores domésticos somos 29 millones, así que supone mucho dinero para las arcas del Estado y ningún Gobierno se ha atrevido a tocar esta parte de la factura”, explica Soledad Montero.

Una de las claves fundamentales es el sistema marginalista de conformación de precios mayoristas de la electricidad: el precio final lo fija la oferta más cara que entra en el mercado. Es un sistema en el que se obtienen los precios más competitivos para las compañías, pero no da un buen resultado para usuarios y consumidores. “La tarifa eléctrica debería ser, principalmente en cuanto a su precio final, prácticamente monómica y progresiva, definida en función solamente de la energía eléctrica que se consumiera, estableciendo una partida fija, de menor cuantía que la actual, que refleje la potencia contratada”, explica la Fundación Renovables en uno de sus informes.

Fuente y articulo completo en cuartopoder.es pulsando aquí

Advertisements

Comentarios

¿En serio? … tengo mis dudas de lo que dice el Gobierno — 6 comentarios

  1. Para cuando podremos instalar placas solares sin tener que pagar tasas ni impuestos revolucionarios ni burrocracia? Los portugueses se rien de nosotros y con razón.

    saludos

  2. Los políticos, por definición son mentirosos y éstos no iban a ser menos que los otros… me sorprendía el otro día la Montero diciendo que su partido ni había ni iba a subir los impuestos pero… si ya lo han hecho…

  3. La electricidad en España es cara por tres motivos principales:
    1. Parón de la energía nuclear.
    2. Impuestos.
    3. Sobrecapacidad en la producción. Infraestructursas sobredimensionadas que hay que pagar.
    4. Subvenciones y primas: coste extra-peninsular, las primas para el uso del carbón nacional, las primas de energías renovables y cogeneración, etc.
    En fin… más de lo mismo: mucho populismo y mala gestión.
    Un saludo.

  4. Tiene razón viajero y seguramente habrán algunas razones más….Vamos a ver, en una subasta se supone que gana quien más ofrece por un artículo sea el que sea, o no?. En las subastas de electricidad en España no gana el que ofrece la electricidad más barata sino que pagamos la más cara porque el que produce mas caro no puede vender mas barato por razonnes obvias (no sería rentable producirla).¡Por favor corrijanme si me equivoco!.Por lo tanto no estamos en un mercado libre y de libre competencia, no creen?

  5. Totalmente deacuerdo con todo lo comentado, pero si suman el impuesto de electricidad que tambien paga iva, ya que el iva lo aplican del total de los conceptos, se nos va al 27.29%, solamente en impuestos y de un producto de primera necesidad como es la energia que se gasta en cualquier hogar. Todo un palo a las familias.
    saludos.