No le recomiende un gurú a nadie ni a su peor enemigo

Porque con toda la bondad  y buena voluntad del mundo o lo arruina o lo deja fuera del mercado, o lo que es peor, lo hace huir del mercado cuando llegan los grandes suelos por los pánicos de finales de tendencia.

No le recomiende un gurú a nadie ni a su peor enemigo

Advertisements

Los comentarios están cerrados.