Una deuda de un billón de dolares en bonos corporativos amenaza el mercado

BLOOMBERG publica 

Bloomberg News profundizó en 50 de las mayores adquisiciones corporativas en los últimos cinco años, y encontró:

Según una medida clave, más de la mitad de las compañías adquirentes elevaron su apalancamiento a niveles típicos de sus pares calificados como basura. Pero a esas compañías, que tienen casi $ 1 billón de deuda, se les ha permitido mantener calificaciones de grado de inversión por parte de Moody’s Investors Service y S&P Global Ratings.
La gran mayoría de los 50 acuerdos, valorados en $ 1.9 billones colectivamente, fueron financiados con deuda.
Este apalancamiento de los balances corporativos impulsado por M&A contribuyó a un aumento en la deuda calificada en el nivel inferior de grado de inversión y ahora representa casi la mitad del mercado pendiente, según muestran los datos del índice Bloomberg Barclays.
·Las agencias de calificación le están dando demasiado margen de maniobra a las empresas”, dijo Tom Murphy, administrador de dinero de Columbia Threadneedle Investments. “Ha habido algunas suposiciones bastante heroicas sobre los ahorros de costos y los reembolsos de deuda establecidos por algunos prestatarios involucrados en fusiones”.

Una deuda de un billón de dolares en bonos corporativos amenaza el mercado

Mi humilde opinión personal al respecto es bien sencilla, la FED en comandita con las principales Agencias de Calificación han favorecido en estos últimos años sobre todo cuando lo de la QE que las grandes empresas sostenedoras del mercado pudieran emitir deuda corporativa para inyectarse liquidez vía venta de deuda para tener capital de primera calidad y con ese capital retomarlo a la empresa vía  recompra de acciones. Así la FED podía controlar la buena evolución de su gestión de la crisis subprime, por un lado los inversores se llevaban a manos llenas los bonos corporativos cuando los tipos estaban a cero, y los especuladores seguían en el mercado al calor de una tendencia alcista interminable.

Pero los contextos económicos mutan, cambian, progresan , evolucionan, involuciones, retroceden, peligran … y claro a todos no se les puede mantener eternamente la misma calificación crediticia ni tener intervenidos sin justificación a los mercados financieros, ni de renta fija , ni de renta variable, por lo tanto si todo se complica con la política halcón de la reserva federal pues podrían las Agencias de Calilficación a bajar rating y a percibir los inversores de renta fija que es más interesante la deuda pública de su Tesoro que la de los bonos corporativos de sus empresas.

Triple A fijaos como solo tienen ahora mismo Microsoft y Johnson&Johnson ni el fondo de Warren Buffett disfruta de tan alta distinción en cuanto a rating crediticio, pues no os digo nada si se complica el tema más adelante. Otro dato es la comparación con los ratings de empresas que bajan que son muchos más que las que suben. Siempre empresas USA.

 

 

Advertisements

Los comentarios están cerrados.