¿Queréis miedo? tomad miedo

The Economist anuncia la próxima recesión económica Mundial en 2019, no es que lo digan los conspiranoicos y los profetas adventistas de todos los males … servidor ni se cree ni se deja de creer nada, ni afirma ni niega nada, los que vivimos de los mercados tenemos que trabajar todos los días y ganar todos los meses, desgraciadamente en las épocas de recesión a los profesionales del sector  no nos regalan un cheque de alimentos, ni nos perdonan la seguridad social, es decir no comemos los días o meses alcistas y ayunamos los días o meses bajistas.

El mercado puede cambiar de tendencia perfectamente y el dinero de dirección para ganarlo, no pasa nada por ello ni sacar las cosas de quicio, lo que no puede tener en Bolsa son los ahorros y el dinero que podemos necesitar. La FED no es estúpida y lo ha demostrado perfectamente bien en cómo ha gestionado la crisis subprime, sabrá manejar la situación nadie lo dude, donde si dudamos es en el BCE que lleva unos años con una QE en Europa activada y cuando la desactive igual lo hace a las puertas de una recesión global.

Entiendan por recesión pues una corrección estructural del mercado no otro 29, ni otro 73, ni otro 2000 … no hay que sacar las cosas de quicio por favor , no podemos meternos miedo unos a otros, y si se ponen mal las bolsas igual se ponen bien las commodities, cuando Wall Street excreta las plusvalías de un bullish abre la ventanilla del baño para que el mal olor salga por la ventana, lo que no podemos hacer todos es jugar a Warren Buffett o a George Soros, ni a day traders o scalpers si no tenemos ni pajolera idea de como se juega en condiciones de alta volatildiad y baja liquidez.

Los mercados no son como los de antes, hay muchos gestores, asesores, consultores, analistas y coachs financieros criados en la vieja escuela totalmente inadaptados al contexto actual de los mercados, antes cuantos podían operar y cómo, antes de este siglo me refiero ¿y hoy o ahora? cualquier chaval con un puñado de euros y una cuenta de valores puede participar de un festín de plusvalías o ser víctima de una carnicería de minusvalías operando a la misma velocidad desde su casa que un brokers desde su despacho financiero.

Que los mercados bajen no puede tener hoy un sentido negativo, peligroso, temeroso, nuestra psique tiene que funcionar igual comprando cuando se rompe una resistencia que vendiendo cuando se rompe un soporte, eso si que nadie confunda tener un largo con un corto en cartera, los cortos tienen mucha menor vida que un largo, solo tenéis que fijaros en cuanto duran las subidas y las bajadas en los selectivos referenciales de la renta variable.

No amigos, hoy no hay que tener miedo a los mercados para nada afortunadamente, antes si porque claro ni cortos se podían abrir, era estar o no estar, estar invertido o en liquidez y renta fija, hoy puedes estar de cualquier manera en cualquier mercado incluso largo y corto a la vez en  el mismo activo y el mismo producto. Respeto al mercado todo, miedo cero. Y no pasa nada si no lo vemos o no queremos estar estresados y no hacer nada, también es una estrategia como otra cualquiera.

Además cuando realmente sabemos lo somos y lo que hemos aprendido de los mercados es cuando pintan bastos, cuando pintan oros ganan los niños y los gestores de fondos, gana Raimundo y  todo el mundo y no hace falta nadie que nos ayude a generar plusvalías, si las cosas se complican y no tenemos rallye sino mayor hundimiento bursátil, tendrá que hacer una de dos cosas o  retirarse de él si no lo necesita para vivir o poner los cinco sentido en él aunque juegue con muy pequeñas cantidades para ahorrarse estrés y stops loss.  Es decir cuando los mercados se ponen feos son exigentes con usted o tiene claro lo que hace o pierde, cuando están los mercados bonitos haga la tontería que haga ganará probablemente dinero hasta que un día se lo quiten todo, el que ganó y buena parte del que invirtió. Palabrita del niño Jesús.

Advertisements

Los comentarios están cerrados.