1 Comentario

  1. A mí lo que realmente me hirvió la sangre y NUNCA le perdonaré, es la foto con el otro imbécil y descerebrado de pantalón corto, posando delante de un pobre elefante muerto.
    Hay que ser mala persona para ir a matar a un animal sea el que sea y aún más a un elefante, por puro placer.
    Asco y pérdida total de confianza, que ahora está muy de moda lo de pérdida de confianza.
    Sayounara Juan Carlos

Comentarios cerrados.