La verdad no tiene amigos

La verdad no tiene amigosA ver… ¿qué es eso del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados? ¿quién creó ese Impuesto y por qué? ¿de dónde sale la idea de que se tiene que pagar un impuesto de golpe por un acto que es obligatorio y que ya pasa por tasas notariales? … Lo injusto es crear ese impuesto y cedérselo a las autonomías.  Lo injusto es sangrar al ciudadano con cualquier pretexto.

Cuando se creó semejante engendro se creó con un reglamento, en el que se decía quién lo tenía que pagar y por qué… ¿pura literatura? … y ahora, que una reclamación llegó al supremo para que cambiase el sentido de esa ley, ¿echamos la culpa a la justicia de robar a la gente?

Quien robaba a la gente era la ley que creó el impuesto, la desfachatez de poner un impuesto sobre eso, pero claro, eso no da votos, no organiza manifestaciones, y deja, además, la incómoda sensación de que puede haber impuestos injustos. El mal está en el Impuesto, no en la banca, que no lo cobraba para su caja, sino que lo ingresaba a las autonomías.

Y aunque lamente que la gente no vaya a recuperar ese dinero, me alegro de que no haya 200.000 reclamaciones con 5000 bufetes haciendo por ahí el canalla. Me jode la alegría que se han llevado los bancos, pero me encanta el disgusto que se han tragado los picapleitos.

Fuente y articulo original completo: meneame

Advertisements

Comentarios

La verdad no tiene amigos — 1 comentario

  1. Los políticos siguen como siempre jugando al juego de buscar culpables donde no los hay: rescate bancario, eléctricas, petroleras, bancos, etc., etc., etc. Es lo más fácil para engañar al populacho y que la mayoría de las veces se deja engañar por la "masa". Que bien lo sabía Hitler en su día.
    El Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados actual viene de 1993. Casualidad… gobernaba su ilustrisimo Sr. Felipe Gonzalez. En ese real decreto (el mismo sistema que ahora el iluminado de Sánchez usa para cambiarlo, que no quitarlo). En 1995 (seguía Felipe Gonzalez de presidente) un reglamento determina que este impuesto lo debe pagar el "prestatario ó cliente".
    Por lo tanto, que no venga ahora el oportunista y actor Pedro Sánchez como el "Cid campeador" a salvar al maltrecho pueblo español pues este impuesto lo crearon los suyos y no fué la banca quién lo ingresaba en sus arcas. Y si el Supremo dió marcha atrás es porque alguna luz roja se encendió en el gobierno de que seguramente este tema podría salpicar a Hacienda.
    Por lo tanto…. más de lo de siempre. Engañan a quién se quiere engañar.
    Un saludo.