Prosegur un caso paradójico de tendencia

Algo que cae casi un 40% desde su último máximo nos parece que se ha desplomado, derrumbando, entrado en crash, colapso, caos, deterioro o el adjetivo que gustéis, pero cuidado, por bajar un 40% solo podríamos estar hablando de una simple corrección técnica. La empresa en cuestión no tiene la culpa de que usted haya entrado en la parte alta de su cotización ascendente previa a su techo.

El caso de Prosegur es paradigmático, de 2002 a principios de 2018 subió un poco más del 1000%, nada un 62.5% anualizado. Este 2018 se ha descapitalizado un 40% pero simplemente ha hecho un descenso de una directriz acelerada a la siguiente que en orden le sucedía como veis en el gráfico.

Si rebote y recupera 4.78 bien, y si también pierde la actual acelerada donde se ha apoyado pues buscará la zona polar de los 3.5 euros. Se lo crea usted o no y seguiría  siendo alcista pero ya se habría descapitalizado casi un 50%  pero los que entraron en su suelo del 2002 aún tendrán acumulado sobre el 500%.

Es como la paradoja de la caída, un valor cotiza a 1 y cae a  0.5 pierde el 50% pero usted necesita ahora que el valor suba un 100% para recuperar su dinero.

Y por último no se extrañe que inversores que han ganado cientos por cientos en bolsa al final no ganen nada o pierdan todo lo ganado porque no supieron vender lo que si supieron comprar, ellos o lo más triste su gestor.
PROSEGUR-14-DICIEMBRE-2018% - Prosegur un caso paradójico de tendencia