Las actas de la Santa FED consolidan el enfoque acomodaticio de los tipos

Nada señores que no los van a subir, en cada reunión mensual van a ponderar o magnificar algún problema para justificar el “wait and see” que dijo Powell hace meses, una vez se inventarán una excusa y en otra reunión otra, a primeros de año que se veían signos contradictorios en la la economía de los EEUU, mentira, hay están sus datos macro. Ahora que si las condiciones internacionales y la escasa presión inflacionista aconsejan ser pacientes, pues claro, solo faltó decir para certificar que los tipos no van a ser un problema que se bajarían a los mínimos indicios de recesión para detenerla lo antes posible y no volver a hacer QEs una tras otra hasta el total reflotamiento del sistema a base de tirar de impresora de billetes porque claro el contador va con cargo a los balances de la FED y no puede sobrevenir otra crisis porque no habría margen económico de maniobra para afrontarla.

Todos los medios se han hecho más eco de las palabras de Clarida el vicepresidente de la FED que las más que esperadas de Powell , el primero dijo “Quizás lo más importante es que los tipos de interés neutrales parecen haber disminuido en Estados Unidos y a nivel internacional, y que se espera que esta disminución global de las tasas neutrales persista durante años y probablemente refleje varios factores, entre ellos el envejecimiento de la población, los cambios en la asunción de riesgos y una desaceleración en el crecimiento de la tecnología”.

Por el lado técnico casi hemos terminado el mes, la semana que viene está finiquitado entre hoy y mañana veremos por donde rompe el SP500, nos inclinamos por varias razones al alza , la única que nos parece catalizador bajista es una nueva vuelta de tuerca entre Trump y China porque sinceramente amigos esto no estamos ante un problema político de dos naciones enfrentadas a todos los niveles, simplemente estamos viviendo una estratagema intervencionista del Presidente de los EEUU que azuzado por algunos lobbies quiere hacer trampas con las pesas  tarándolas  a su favor para que la balanza comercial deficitaria con China gane más peso para llegar a un punto de equilibrio más favorable y como por la vía del libre mercado y competencia es imposible ganarle a los chinos pues se hace vía político tributaria, y lo demás señores cuentos chinos  y lo demás es producto de vuestra imaginación, no le deis más vueltas porque no tiene sentido (parafraseando al mentalista Anthony Blake)

SP500-APERTURA-23-MAYO% - Las actas de la Santa FED consolidan el enfoque acomodaticio de los tipos

Por cierto si el otro día os contaba mi “gran mosqueo” con la movida de Trump de prorrogar la aplicación de aranceles a la UE en materia de automoción de buenas a primeras y os dije “este huevito quiere sal” es decir nos echó un cable para que nosotros en caso de que nos necesitase en su particular guerra contra los chinos le apoyásemos y así lograr un mayor aislamiento a la segunda economía mundial, ahora va y se presenta en Japón , una empresa japonesa proveedora de chinas en tecnología le dice que no le pueden servir suministros hasta nuevo aviso.

Luego el Reino Unido extremo dependiente de EEUU y más cuando rompan definitivamente con la UE se ha apresurado a cumplir con la orden presidencial de Trump con relación a China con la estúpida excusa de la seguridad nacional sin que EEUU haya mostrado al mundo una sola prueba en contra de Huawei  vamos que esto es como las armas de destrucción masiva que había en Iraq. Japón le diría “si bwana” a Trump sin condiciones una economía netamente exportadora a EEUU como para llevarle la contrario vamos.

Quiero decir que Trump busca aliados, Rusia sabe que no va a entrar, pero si le apoya Europa, Reino Unido, Japón, Israel y algunos dragones asiáticos que podrían verse favorecidos por los vetos a China , China se puede ver sola con sus muelles atestados de mercancía y las fábricas con los almacenes llenos. Lo que a servidor no le cuadra por ninguna parte es cuanto va a ganar la Administración pública con esta guerra y cuanto van  a perder su sector privado y el consumidor individual.

Es  que se podría dar el caso que el remedio fuese peor que la enfermedad, tratar de regular la balanza tirando de ella hacia abajo va a a tener costes y como China se ponga nerviosa le puede dar al botón nuclear, no al de los misiles , al de la cuenta de deuda pública USA en sus manos. El Presidente chino ya avisó a los chinos “prepárense para una situación difícil” .  Esta semana es cierto que Trump dio un paso atrás pero cuidado para coger impulso parece por sus últimas maniobras en la oscuridad buscando y captando aliados estratégicos.