La vida de los jóvenes españoles está en pausa

La vida de los jóvenes españoles está en pausa

t2XgwoQ% - La vida de los jóvenes españoles está en pausaPasan las crisis pero sus proyectos emancipatorios no remontan porque sus salarios no dan para ello. Pero esta pescadilla que se muerde la cola, el círculo vicioso entre la precariedad y el elevado precio de las viviendas, mantiene en casa al 81% de los jóvenes entre 16 y 29 años; solo el 19% restante se pueda independizar, y esta es la cifra más baja desde 2002, según el Observatorio de Emancipación correspondiente al segundo semestre de 2018, presentado por el Consejo de la Juventud, un espacio de participación juvenil que agrupa a medio millón de jóvenes. Hace 10 años, en plena tormenta económica, la cifra llegó a ser del 26%.

Considerando el sueldo medio de este grupo de edad, de media unos 940 euros al mes, en el informe se estima que para afrontar el coste de una vivienda en solitario, incluyendo el alquiler y los gastos, los jóvenes que quieran mudarse a vivir solos deberían aportar el 91,2% de su sueldo. Hace 10 años, el porcentaje era del 57,4%. Lo equilibrado es el 30%.

Eso es lo que le gustaría pagar a Ismael González, administrativo en una empresa en Madrid. «Vivo con mis padres porque no puedo permitirme hacerlo solo. Tengo un contrato temporal por el que cobro 1.100 euros y por menos de 700 no veo nada decente«, explica este chico, de 21 años.

El estudio, con datos de la Encuesta de Población Activa y de la Encuesta Continua de Hogares, aporta cifras sobre emancipación — independientemente de si estudian y los mantienen sus padres — y sobre las dificultades que afrontan quienes sí están trabajando. Pero no aporta datos sobre la voluntad de los jóvenes. «Es una laguna en el sistema de información. Es cierto que en España, de media, nos emancipamos más tarde: en 2018 fue a los 29,5 años, frente a los 18,5 de Suecia«, apunta Joffre López, el sociólogo que ha elaborado el informe. «En otros países europeos hay más cultura de la independencia: para hacerse adultos hay que salir de casa. Aquí no, se hacen adultos allí, sin asumir responsabilidades. Estudian, buscan pareja y después se van«, añade la doctora en Sociología Almudena Moreno. Las cifras la avalan. La tasa de emancipación de los 25 a los 29 años está en el 40%. «Lo que ha cambiado en estos años es la precariedad, que se ha agudizado«.

Fuente y articulo completo: es.sott.net  –  https://is.gd/oXbd1D