‘The Knowledge’, el examen imposible

‘The Knowledge’, el examen imposible

Mapa-Londres-utilizado-The-Knowledge_EDIIMA20191106_0397_20% - 'The Knowledge', el examen imposible

Junto con las cabinas de teléfono rojas, el Big Ben, la Torre de Londres, las estaciones de metro, los buses de dos plantas o la guardia real, los taxis oficiales negros de la ciudad son uno de los iconos más característicos de Londres. En una cultura, la británica, con una tendencia pronunciada a agarrase a sus tradiciones, los taxistas de la capital siguen estando regulados por una prueba que se introdujo en 1865. En otros países, como en España, el elevado precio para obtener una licencia es el principal obstáculo para cualquier aspirante a taxista.

Se trata de una prueba tan difícil de superar como fácil de explicar, consiste en memorizarse el mapa de Londres. Suele llevar entre dos y tres años, si el aspirante se dedica única y exclusivamente a ello; cuatro o cinco, si lo hace a tiempo parcial. Es una prueba tan singular, que se han hecho estudios sobre el efecto que tiene en el cerebro de los aspirantes, como el que llevó a cabo el University College London, que comprobó un aumento en el tamaño de su hipotálamo posterior.

Presentarse a una quincena de exámenes es perfectamente normal cuando se trata de «The Knowledge», una prueba titánica, según explica Gret Kretov, un moscovita que llegó a Londres en 1991 que se dedicó a trabajar como chofer hasta que se decidió hacer taxista, labor que le ocupó más de tres años para prepararse el examen, el cual aprobó a la primera.

«El proceso de preparación para aprobar The Knowledge es muy singular; los estudiantes acuden a un libro llamado el Blue Book, que incluye 320 rutas que cruzan Londres en distintas direcciones. La compleja red de hilos en el mapa que representa esas rutas debe saberse de memoria por todos los estudiantes, pero eso no es todo, el Blue Book también cubre todas las quarter miles, las áreas al principio y al final de cada ruta» indica; «los aspirantes tienen que memorizarse todos los puntos de interés dentro de cada quarter miles -casi medio kilómetro a la redonda-: hoteles, restaurantes, estaciones, paradas de bus, cines, teatros, iglesias, parques, comisarías, etc, además de que los aspirantes deben tener muy claras todas las restricciones de tráfico«.

Fuente:  eldiario.es/internacional/The-Knowledge-topografico-aspirantes-Londres_0_960654064.html