España país sin Dios

España país sin Dios

lio% - España país sin DiosDelirante poner en el cargo de fiscal general del Estado a un lugarteniente de siempre de Pedro Sánchez como la Sra. Delgado cuando más que nunca tal cargo necesita de una neutralidad extrema, pero extrema y exquisita  dado los asuntos pendientes y próximos por llegar de orden territorial sobre todo. Es que si alguien dudaba de la independencia del poder judicial ya es que el pasado de los grandes jueces Llanera y Marchena con relación al Partido Popular y ahora este de Delgado con el PSOE despeja todas las dudas, es que de Ministra a Fiscal General del Estado es que canta mucho por favor, si es que me da una rabia horrible pero hay que darle la razón a Casado,  es la ministra 23 y para nosotros la topo. Ella actuará al dictado del ejecutivo es que no podría hacerlo de otra manera porque para eso la ponen ahí. No lo entiendo la verdad , estamos llegando a unos niveles de sinvergonzonería alarmantes, es que hasta los mismos que nos consideramos «progresistas» nos está escandilizando este PARTIDO SANCHISTA OBRERO ESPAÑOL es que así no se pueden hacer las cosas es que se le nota todo mucho y lo mal que lo hace encima.

La factura a pagar por los apoyos  a Sánchez generará una fractura que dividirá el país y de esa falla van a salir muchos muertos y fantasmas del pasado, la crispación será tal que no van a dejar que el gobierno haga nada. Veo rodeados a Sánchez e Iglesias por lanzas puntiagudas azuzadas por el PP , VOX y Ciudadanos, por el otro lado los independentistas también, por otros los regionalistas que quieren lo suyo y también los nacionalistas para que le vayan preparando el mismo menú que a Cataluña. A ver qué leyes se van a sacar en esta legislatura si a cada uno no se le da lo suyo primero y si se la da lo suyo la derecha le cae arriba al gobierno como el Séptimo de caballería en las películas de indios.

De verdad de la buena lo único que me pregunto si tanto vale estar cuatro años en la Moncloa para pagar estos precios y andar con estos líos, el socialismo se base en el universalismo de su ideología por definición no puede comulgar con el nacionalismo, el nacionalismo a su vez tiene el derecho a las urnas que reclame pero también el resto de españoles a la suyas, España es una comunidad de vecinos  cada vecino no puede hacer las cosas como mejor le convengan, tiene que convenir con los demás para procurar la mejor solución posible. ¿Qué miedo hay a permitir una Consulta en Cataluña para saber cuantos catalanes quieren dejar de ser españoles? en caso de ganar el si por mayoría de dos tercios (por mayoría simple es ridículo porque no pasaría como a los británicos con el brexit)  luego tocará a los españoles decidir si sustancian la decisión de los catalanes cuando se le ponga delante el expediente de autodeterminación de Cataluña porque el hipotético acuerdo España-Cataluña lo tendrán que refrendar los españoles; vamos digo yo porque si lo va a refrendar Sánchez e Iglesias si que estamos listos en este país.

Y luego viene el País Vasco que ya está en capilla esperando la solución política que se le da a ERC para permitir la gobernabilidad del país. En fin estamos en un país de pesadilla y hasta altísimo me parece que está el Ibex en esta tesitura de tinieblas en todos los órdenes. Que envidia los franceses, les quisieron subir la edad de jubilación y se tiraron a la calle hasta que hizo retractar al gobierno , aquí nos la subieron a 67  años y todo el mundo chitón; a tragar, y no se preocupe nadie que antes de una década ya se impondrán los 70 años y del curro al cementerio, lo que lleguen al final de vida laboral y no se los vaya cargando el sistema en las salas de urgencias, citas para diagnósticos y hospitales faltos de recursos. Porque para los políticos siempre habrá dinero y parece que cada vez más,  pero para la sanidad cada vez menos ya hay estudios que demuestran que varios miles de españoles que no deberían haber muerto  han fenecido  por los recortes en el gasto sanitario.

Aquí andamos todos ocupados con el monotema catalán pero aquí  Sanidad, Paro y Pensiones parecen problemas de segundo orden ni urgentes ni importantes porque todos los recursos de este país parece que se dedican a pagar el coste de vivir de alquiler cuatro años en la Moncloa.