La vuelta alcista la podríamos tener para finales de septiembre ¿”o antes”?

La alcista la podríamos tener para finales de septiembre «o antes»

Todo lo que estamos viendo de dinero sobre la mesa que está poniendo la Administración , el Tesoro y la Reserva federal de los EEUU no es más que el mensaje rotundo, contundente y convinciente de que el poder político y económico del área dolar no se va a tambalear por un virus y que si hay que dar un cheque a la ciudadanía no harán como los gobiernos social comunistoides, social democratoides y social populastoides en Europa que todas las ayudas están envenenadas, tienen truco y no llegarán a todos. El COVID19 ha dejado claro que no somos ni unión ni Europeos , ha sido un cada uno a la suya y sálvese quien pueda como pueda no nos hemos puesto de acuerdo ni para un protocolo comunitario para  contabilizar los muertos por el coronavirus (y luego criticábamos a China). De absoluta vergüenza propia y ajena. Y todos los meses a pagar a sus señorías eurodiputados  un pastizal.

El mensaje al mundo será rotundo “a EEUU no la tira un virus y no va a permitir que se abra una grieta económica que dure más allá de los estrictamente necesario por donde se les cuele como primera potencia mundial la China de Xi Jimping”, por lo tanto la billonada de dólares que se van a dar y poner en circulación no es más que un despliegue de fuerza militar contra el virus, EEUU sufrirá más bajas humanas que nadie y no podrá impedir malos números macro y micro económicos para este y dos siguientes trimestres pero  quizás ya en el tercero se vea una notable mejora incluso.

Fármaco y vacuna aparecerán este año contra el COVID19 la segunda por temas de seguridad sanitaria hasta el 2021 no tendremos acceso a ella y luego veremos si la podremos comprar todos. Todo va a depender de qué efectividad tenga y luego la competencia que pueda existir porque claro no tendrá el mismo precio una vacuna exclusiva 100% efectividad que otra 60%-80% circulando con otras de similar efectividad que se aprueben en Europa y Asia. Obviamente la lucha de intereses creados en la Biotecnología mundial es brutal, la FDA por ejemplo si EEUU tiene vacuna propia no va a permitir o pondrá las máximas barreras y más potentes filtros para que otras no penetren comercialmente y hagan competencia a la suya, luego está las presiones y poder lobista  de la Casa Blanca para influir en las decisiones de compra de países terceros, si le compras vacuna a Europa o a Asia no eres mi amigo y ya sabes lo que pasa si no eres mi amigo que eres mi enemigo, y USA trata muy mal a sus enemigos.

Luego está que este año es de presidenciales en EEUU Trump no se va a ir al final de elecciones con un miriada de muerto, con la economía en recesión y con Wall Street como en tiempos de la gran recesión, eso es impensable con su actual Presidente desesperado por otra legislatura más sería regalarle la Casa Blanca a su enemigo íntimo Biden. Trump reconocerá sus errores de previsión, mea culpa pero también dirá que los supo enmendar que ni la economía real ni financiera se ha caído como en el resto del mundo en clara alusión a Europa, Japón, Australia y  Canadá, que sus empresas se recuperan bien del impacto y que a las familias estadounidenses no les faltó su cheque mensual para su sustento.

En fin resumen, que mientras en una Europa insolidaria, cainita y farisea solo ha sido  capaz de disfrazar su ayuda a la economías más tocadas por el COVID19 con un rescate disfrazado de préstamo con condiciones  light EEUU ha hecho lo que tenía que hacer, el premio será claro, ellos seguirán siendo quienes son y nosotros quienes somos, en lo económico , político y social, el área euro serguirá siendo débil superada por el Oeste y el Este con claridad prístina.

Pasemos al mercado, esta casa se atreve a ponerle timing a la recuperación de la economía estadounidense con datos temporales que el gráfico de su gran selectivo SP500 nos aporta. Desde 2018 a hoy Wall Street ha soportado dos correcciones y tras estas sus  dos vueltas alcistas correspondientes, y como podéis ver el tiempo transcurrido entre la caída y la recuperación fue absolutamente simétrica por lo tanto podemos “pre-suponer” que esta última lo podría ser y hacer de la misma forma, la medición nos arrojaría que para finales de septiembre tendríamos al SP500 en los niveles de antes del COVID que en este caso era techo histórico.

El timing sería perfecto para Trump tenerlo todo resuelto o si no todo bien sujeto y amarrado para presentarse a las elecciones como el padre salvador de la patria, reitero formando parte de su discurso triunfal el “me equivoqué como humano y corregí como sabio” en un octubre donde podría ganar por aclamación popular si acompaña una vacuna que solo espere la aprobación de la FDA.

Este sería nuestro gráfico de trabajo PERO hay que poner como condición sine qua nom que el SP500 mantenga su directriz alcista de marzo 2009, porque claro, hay que poner un filtro para saber si estamos en el escenario y timing  correcto o no. Igual hace la vuelta alcista antes o después de lo previsto o hace extraños el precio pero logra la vuelta alcista, entonces estaríamos en el escenario correcto y timing erróneo, y si falla la directriz y no se recupera ni en el escenario ni en el timing como es obvio. En bolsa hay siempre dos escenarios para los que estar preparados, el que creemos y el que se producirá, si coincide bien, si no hay que saber qué hacer y sobre todo cómo.

 

SP500-14-ABRIL-2020% - La vuelta  alcista la podríamos tener para finales de septiembre ¿"o antes"?