¿Y que es eso de “la nueva normalidad”?

¿Que es eso de «la nueva normalidad»?

aS1kGc% - ¿Y que es eso de "la nueva normalidad"?Resulta muy difícil no ponerse nervioso escuchando a este gobierno cada vez que habla, y encima este gobierno no para de hablar en comparecencias interminables al más puro estilo dictatorial caribeño… o sea, que no ganamos para nervios. Entre todas las cosas que nos puede poner nerviosos del discurso del nuevo gobierno, seguramente se lleva la palma esa machacona expresión que no paran de repetirnos al hablarnos de una “nueva normalidad”, pero, ¿qué boniatos es eso de la “nueva normalidad”? ¿Nos han preguntado si queremos una nueva normalidad? … creo que más de uno queremos nuestra vieja anormalidad SI o SI…

En la actualidad todos somos conscientes de que nos enfrentamos a una peligrosa pandemia provocada por un nuevo virus que nos ha pillado indefensos, que nos está golpeando con gran dureza y que la lucha contra este virus justifica algunas medidas excepcionales –quizá no todas– desde el punto de vista político, económico e incluso policial, hasta que seamos capaces de dar una respuesta médica contundente a esta enfermedad, que a fin de cuentas es el punto al que debemos llegar.

Una vez encontrada una respuesta médica eficaz al problema del coronavirus, deja de tener sentido la “nueva normalidad” que nos quieren imponer. Una guerra o una amenaza terrorista puede justificar determinadas restricciones a los derechos de la ciudadanía y restricciones a los derechos de la ciudadanía con la excusa de la guerra o el terrorismo, pero una vez acabada la guerra o amenaza dejan de tener sentido las restricciones. Derrotado el enemigo, se vuelve a la vieja normalidad, se acaba el dormir en las estaciones de metro, el toque de queda, no poder encender luces por la noche, no poder circular libremente, o cualquier otra restricción típica en tiempo de guerra pero atípica e injustificable una vez acabada la guerra.

Es normal que cuando una persona está enferma deje de ir al trabajo, se quede en casa, baje la persiana, apague la luz, duerma casi todo el día, se alimente de sopa o tome aspirinas… Pero una vez pasado el trancazo, sería totalmente anormal que se quedara en casa sin trabajar con la persiana bajada, metida en la cama, alimentándose de sopa, tomando aspirinas, bajo la premisa que se encuentra en una nueva normalidad.

El gobierno tampoco aceptaría una nueva normalidad que consistiera en que ya no pagáramos los impuestos habituales, no cumpliéramos todas las leyes, o no atenderíamos todos los plazos administrativos y burocráticos a nuestro criterio… Entonces, ¿qué carajo es esa nueva normalidad de la que nos habla el gobierno y a la que tenemos que someternos de buen grado?

O sea, estamos en una situación en la que nuestros derechos y libertades no han sido ampliados, sino salvajemente disminuidos y tendremos un grave problema por tanto si nos dicen que esto se va a convertir en algo permanente. O que nos van a devolver nuestros derechos y libertades pero no todos, pongamos que sólo el 75% de lo que nos habían quitado, y que podemos estar muy felices y agradecidos… ¿La “nueva normalidad” consiste en que estemos todos muy contentos con un recorte del 25% –si no más– de nuestras libertades y derechos?

Hablar de una nueva normalidad implica que los recortes en las libertades no van a ser excepcionales y puntuales, sino que se van a normalizar.  Que el recorte de derechos no ha sido una excepcionalidad entre antes del virus y el momento en que derrotamos al virus.  O sea, nos están diciendo que o no vamos a vencer nunca al virus, o que aunque lo venzamos vamos a seguir con un recorte de libertades respecto a las que teníamos antes del virus.

Que el virus ha demostrado que esto de poder ir donde se quiera, cuando se quiera, con quien se quiera, a decir lo que se piensa, incluso criticar al gobierno, es muy peligroso para la salud. Que la causa del coronavirus no ha sido un chino que se comió crudo un bicho asqueroso, o un laboratorio chino al que se le escapó el virus, o en gran medida la catastrófica respuesta al problema primero del comunismo chino, y después de otros gobiernos más o menos ineptos, sino que el problema era que teníamos demasiadas libertades. Y que, ahora, en pleno 2020 y dentro de un país democrático europeo nos vamos a tener que acostumbrar a vivir con menos libertad con o sin virus. Y que la cosa no va a ser transitoria. Y que a la dictadura la vamos a llamar, en vez de dictadura, “nueva normalidad”.


Fuente y articulo completo:  navarraconfidencial.com

navarraconfidencial.com/2020/04/29/la-nueva-normalidad-es-una-mierda/

5 comentarios

  1. Si el Kuko que es de izquierdas y yo que soy de derechas estamos con la mosca detrás de la oreja y los del Gobierno torpe van a seguir, y seguir gobernando por decreto y en minoria y causando cada vez más “stress social”. ¿Sería conveniente ponernos en liquidez y considerar como posible inversión el sector inmobiliario en Portugal?

  2. Pues nada, no aceptemos las nueva normalidad, seamos de la tendencia que seamos. Los derechos conseguidos a lo largo de tantos años y esfuerzos no se pueden eliminar como si tal cosa y encima que tengamos que aceptarlo obedientemente.

    • En serio que no se entiende el concepto de nueva normalidad fechado en verano con el virus conviviendo con nosotros y baja la amenaza de las más que probables nuevas oleadas, sin vacuna hasta 2021.
      Es que siguiendo el símil bélico del artículo , la guerra no ha hecho más que empezar. Es más, demasiado rápido se están tomando medidas de normalizacion. Si copiaramos las medidas tomadas por China, con las cifras actuales que tenemos en occidente, estaríamos aún enclaustrados y con los barrios bloqueados. Y aquí los gilirunners quejándose de que no pueden salir de su municipio.
      Es increíble la inmadurez social actual. Señores, en una guerra, azotados por bombardeos ni el más inconsciente se plantearía sacar a sus hijos o ir a correr.
      Y el cuento de las libertades individuales y sus limitaciones temporales… En ningún caso deberían prevalecer sobre el bien común, la salud pública.
      Así que dejémonos de cuentos chinos… No recuerdo clamar a los adalides de las libertades cuando derechos constitucionales como el derecho a vivienda, la igualdad ante la justicia, la conservación del medio ambiente, la progresibidad fiscal,… eran pisoteados sistemáticamente. No nos engañemos, estas revindicaciones no dejan de ser propaganda encubierta de quienes quieren presionar a la opinión pública en aras de intereses económicos muy concretos. Que ya somos mayorcitos. Estos voceros fueron los mismos que en un inicio nos decían que era como una gripe machaconamente para evitar parar la máquina de billetes que llenaba sus bolsillos
      Dejémonos de cuentos ya. La guerra no ha hecho más que empezar.

  3. No tengo ninguna duda de que el gobierno va aprovechar la situación y alargar el confinamiento para utilizarlo en su interés y para perpetuarse en el poder, está en nuestras manos evitar el mayor hundimiento de la historia de España a todos los niveles. Esto ya no va de izdas o dchas. Espero que la oposición no desee como el Montoro en 2010 el “cuanto peor mejor”…

    • Aquí Oscar solo hay dos objetivos Moncloa para el PSOE y PP y luego cada C.A. cada una a arrimar el ascua a su sardina ….
      Es horrorosa la gestión de la crisis por parte del Gobierno y es vomitiva la oposición de la derecha española. Es que estamos pillados por todos lados .. España hoy es un pollo sin cabeza no se sabe a donde va a ir … si la UE no nos regala el dinero para la reconstrucción .. vamos hacia la intervención el año que viene de cabeza.
      Saludos

Los comentarios están cerrados.