¿Rusia ya tiene la cura? Un remedio llega a sus clínicas pero… ¿qué tan bueno es?

Ya sabemos todos que muchos países tienen proyectos anticovid en marcha desde los altruistas chinos que dicen que regalarán la patente al mundo a los crematísticos estadounidenses que nos costará un ojo de la cara y que solo se podrá inocular prácticamente a la población de más riesgo y a los ricos. Este verano tiene que aparecer a la fuerza algo definitivo que empiece a comercializarse o utilizarse con plenas garantías para fines de este año o principios del próximo, y más con el riesgo cada vez más elevado de sufrir una nueva oleada de este coronavirus.