Humor salmón 17 de junio

Es que la realidad supera al humor  ¡¡¡ VIVA AL PATRIOTISMO DE NUESTROS POLÍTICOS ¡¡¡ luego han salido muchos a decir que van o están haciendo donaciones porque los pillaron en el renuncio al saberse la noticia oficialmente y no querían quedar por menos que  Odón Elorza que al menos tendrá el honor de no quedar como los otros 349 “caraduras” que luego presumen como quien más de salvadores de la patria.

caradura% - Humor salmón 17 de junio

caradura-2% - Humor salmón 17 de junio

“Solo un diputado renuncia a la indemnización para gastos durante el parón de actividad en el Congreso por el coronavirus”

ABC.ES

Aunque no lo cita, se trata del diputado del PSOE por Guipúzcoa y exalcalde de San Sebastián, Odón Elorza, quien, dos semanas después de entrar en vigor el estado de alarma, trasladó por carta a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, su renuncia en abril a los 1.900 euros de dieta que mensualmente recibe por ser diputado de fuera de Madrid.

Los diputados perciben una asignación mensual (sueldo base) de 2.981,86 euros, a los que se suman complementos según la tarea que desempeñan en la Cámara (portavocías o puestos de mesa), pero también tienen derecho a una indemnización mensual para «afrontar los gastos que les origine la actividad de la Cámara», una dieta que no tributa a Hacienda y que sí es compatible incluso con el sueldo de ministro, en el caso los miembros del Gobierno que tienen escaño.

Se trata de 917,03 euros para los diputados electos por Madrid y de 1.921,20 euros para los del resto de circunscripciones. Esa es precisamente la cantidad que Elorza pidió en abril que no se le abonara pues, como consecuencia del confinamiento, no iba a incurrir en gastos de desplazamiento a Madrid, que es para lo que está pensada la indemnización. Lo había intentado en marzo, tras decretarse el estado de alarma el día 14, pero no llegó a tiempo.

Pero fue el único que optó por esa vía de los 350 diputados que conforman el arco parlamentario, pese a que en esas semanas de marzo y abril, con la aplicación de las restricciones más drásticas, la asistencia a los Plenos se limitó a un 10% de diputados por cada grupo parlamentario hasta un máximo de medio centenar de diputados en el hemiciclo.