Los fondos de inversión condenados a convertirse en proveedores de roboadvisors

roboadvisors% - Los fondos de inversión condenados a convertirse en proveedores de roboadvisorsQue los fondos de inversión actuales son malos y caros no es noticia ni es insultar a sus gestores, simplemente han fracasado por completo en términos generales felicitando por supuesto a las excepciones para no meter a todos en el mismo saco pero cuantitivamente haber invertido capital en fondos ordinarios arroja factores comunes.

1.       Minusvalías generalizadas

2.       Costos para el inversor por nada

3.       Menor rentabilidad y mayores pérdidas que el mercado.

4.       Menor rentabilidad que los sectores donde se posicionan

5.       El tiempo ya no entrega rentabilidades como en el siglo XX

6.       No están donde está la rentabilidad

7.       Pasividad en gestores activos

8.       Desaprovechan totalmente la volatilidad de los mercados

9.       No protegen el capital del invesor

10.   Solo ganan si el mercado va bien o el gestor tenía razón en su concepción

11.   La gestión pasiva los humilla a cualquier tipo de plazo.

La industria del fondo sabe todo esto desde luego y ya una parte de ella viendo que el enemigo es más fuerte se ha unido a él y han buscado negocio en comercializar fondos indexados a determinados activos en particular y/o en general  pero que cubran  todo los mercados de capitales tanto de RV como RV , divisas o  commodities desde a la A a la Z replicando a un índice genérico o comprando todos los componentes de un determinado índice, los ETFs no dejan de ser fondos y carteras con un ISIN pero con dos factores determinantes que el fondo de inversión común no ofrece: son eficientes y baratos.

Pero claro en una industria que agoniza siempre hay parte de ella que visualiza oportunidades de negocio futuras, contra los creadores de mercado no se puede ir pero si se pueden  aprovechar de ellos porque dejan un hueco donde hacer negocio, y sería crear plataformas entre los productos de inversión de estas grandes firmas onmipotentes y los inversores para:

a.       Cobrar una comisión comercial al creador del mercado y/o al gestor o gestora del  fondo de inversión por recomendarlo a su cliente.

b.       Cobrar un corretaje por la plataforma y asistencia  compra/venta al inversor

c.       Cobrar comisiones de éxito

d.       Cobrar por la big data de cada cliente tanto en unidad como en bloque

Os recuerdo que un roboadvisor no es más que un perfilador de clientes  por un lado , es decir a través de una red neuronal disfrazada de encuesta on line el dueño del roboadvisor detrae información que el interesado en la gestión supuestamente automatizada por este sistema debe facilitar para ser convenientemente asesorado financieramente.

Por el otro cuando ya es cliente y abre cuenta se le hace una cartera en base a cuatro  factores fundamentales: capital ,  rentabilidad esperada,  riesgo asumido,  y tiempo. Lo demás será casi meramente decorativo para maquillar a la red neuronal que ya sabido estos cuatro parámetros su motor de búsqueda localiza los productos adecuados.

El roboadvisor no  dará el mismo pack de productos final  para un cliente que ponga mucho dinero pero aceptando poco riesgo que para otro que ponga poco y le da igual perderlo todo  porque lo que quiere es ganar mucho en poco tiempo , y así en todas sus variantes en base a los cuatro factores comentados, terminada la encuesta se le ofrece un producto que habrá sido diseñado a su imagen y semejanza, desde una cuenta de trading puro y duro a fondos de inversión renta fija corporativa a cupón y deuda pública a ultralargo plazo.

Y si algunos de ustedes está pensando … le voy a decir al roboadvisor que tengo mucho o poco  capital pero no acepto  riesgo a ningún tipo de plazo  no se preocupe también le saldrá su pack de la máquina como una lata de refresco o pastelillo de máquina, será un bonito fondo garantizado de la entidad que más comisione al propietario por colocarlo.

Y si algunos de ustedes se está preguntando ¿cúal es el valor añadido del roboadvisor entonces? Pues si lo tiene dado que probablemente inserte un fórmula especulativa tanto por plusvalías como por minusvalías cierre el cliente la operación y abra otra, y puede ver en su extracto como incrementa en renta variable y baja en fija o viceversa en función del mercado.

Lo normal es que los movimiento del roboadvisor sean tardíos y malos , que lo normal sea también ganar en tramos alcistas y en tramos bajista y perder casi todo lo ganado “y más”  en tramos laterales, las cuentas gestionadas automáticamente son un producto financiero ya con mucho rodaje y su resultado en general se parece mucho al de los fondos de inversión; un negocio para el gestor o gestora y no para el cliente.

Para concluir no exagero si os digo que los roboadvisors son como cocteleras donde se introduce: dinero, perfil del cliente y una fórmula para abrir y cerrar operaciones se agita y se vierte sobre una cuenta de valores, luego a cobrar por todas la vías: las comisiones propias, las comisiones de terceros por la comercialización de sus productos y las comisiones por la big data, porque claro perfiles de clientes que ni la mejor encuesta puede elaborar tiene un buen precio en todo tipo de mercados, no solo se venderían perfiles para empresas financieras, sino para también de otros sectores.

Si alguien espera o cree que un roboadvisor es abrir cuenta y liquidar ganancias periódicamente mejor que abra un plazo fijo aunque sea negativo o no le den nada por él, ganará más, y si acepta riesgo abierto que compre un ETF sobre el EURO STOXX 600 que ganará más también o sobre todo perderá menos. A día de la fecha los propietarios de roboadvisors se están peleando por ofrecer las menores comisiones posibles para su contratación, lo importante es captar volumen porque en el negocio lo que importa no es que el cliente gane o pierda sino qué capital invertirá.

Los roboadvisors son la evolución natural de los fondos de inversión pero todos sus recursos humanos quedarán reducidos a un software, a personal de call center y a unos cuantos pseudo-asesores que mirarán siempre por el interés de quien le paga la nómina y no de quien invierte.