Una de cosas vistas en FRONTEX

Frontex es la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas; se creó en 2004 para ayudar a los Estados miembros de la UE y a los países asociados a la zona Schengen a proteger las fronteras exteriores del espacio de libre circulación de la UE. Como agencia de la UE, Frontex está financiada con los presupuestos de la UE y contribuciones de los países asociados.

Frontex es una agencia operativa, contando en la actualidad con con más de 1 500 funcionarios de los Estados miembros desplegados en el territorio de la Unión. Para potenciar su capacidad de control, el Centro de Situación Frontex es responsable de la vigilancia de las fronteras exteriores, funcionando veinticuatro horas al día, siete días a la semana.

El presente video es de hace un año y ocurrió en el mar mediteraneo. El avión Frontex detectó un sospechoso barco pesquero que remolcaba un bote más pequeño, vacío, pero algo llamó la atención de los expertos de la agencia… Frontex siguió observando el bote durante varias horas, y de repente un grupo de gente comenzó a emerger de debajo de la cubierta. Un presunto traficante de personas saltó al bote más pequeño y alentó a un grupo de migrantes a seguirlo. Cuando los 81 migrantes abordaron el bote más pequeño, el barco nodriza se separó y comenzó a navegar hacia el sur, mientras que el bote pequeño comenzó a dirigirse hacia la isla italiana de Lampedusa. Este fue un claro ejemplo de un “bote madre” utilizado por los delincuentes para llevar a un gran grupo de migrantes a través del mar hacia su destino antes de descargarlos en un bote más pequeño. Un avión y un avión no tripulado Frontex siguieron observando al barco pesquero y el barco con migrantes durante varias horas, alertando a las autoridades italianas y maltesas, así como a EUNAVFOR Med. El Centro de Coordinación Nacional de Italia inició una operación compleja que involucró a las Guardia di Finanza y Guardia Costiera de Italia. Alcanzaron el barco más grande y arrestaron a los presuntos traficantes de personas. Las autoridades italianas arrestaron a siete presuntos contrabandistas y se apoderaron del barco pesquero. La mayoría de los inmigrantes provenían de Bangladesh, Marruecos y Libia; no usaban chalecos salvavidas ni otras medidas de protección cuando los traficantes de personas los dejaron en medio del mar y las autoridades italianas están investigando el caso.

Algunas malas lenguas afirman que algo parecido debe ocurrir con las olas de inmigrantes que estamos recibiendo éste verano;  personas que trabajan en el mar, que saben de lo que hablan, plantean que es  improbable que las lanchas que están llegando a nuestras costas cargadas de personas y con esos motores fuera borda puedan realizar el trayecto completo que hacen porque su capacidad de uso y consumo de combustible impide que salgan las cuentas… en fin, no se, ahi lo dejo… ya cada cual que opine lo que quiera…