Tenemos que tenerlo todo contemplado en los mercados

LECCIONES% - Tenemos que tenerlo todo contemplado en los mercadosYa llevamos 11.5 años desde el suelo de marzo 2009 en Wall Street lo que creíamos que eran cinco años de tendencia para ver la siguiente corrección se han más que doblado y aún en septiembre del 2020 el SP500 ha intentado la subida libre. Tras siete años de vacas gordas vamos para siete años de vacas obesas, todo tiene un fin, nada dura eternamente. Y si se derrumba la RV EEUU desde luego la europea quedará para los restos.

Mucho me temo que sean todas las soluciones ejecutadas por los bancos centrales para salvar y estabilizar la economía que a fin de cuentas es DEUDA que esta acabe con las economías cuando ya se rebose el vaso cuando llegue la última gota. No voy a jugar a pitoniso, ni gurú de teletienda que tanto critico, el objetivo de este blog es que seáis capaces de sobrevivir en cualquier tipo de escenario que puedan atravesar los precios, si el precio baja la única manera de ganar es haciendo cortos y si no sabe o no quiere hacerlos pues poco pintará en este negocio si no quiere ver como su dinero invertido se va por las cloacas del mercado.

Mirad que no he pedido nunca que le deis difusión a un artículo para mayor conocimiento y menos si no es mío, pero este artículo creo que hace ver a un ciego, oír a un sordo y hablar a un mudo, hombre si, tiene un defecto su autor es un experto en ORO y ya sabemos todos que los que operan en Oro gustan de darle coba al amarillo metal para que brille al máximo,  con esta salvedad, importante desde luego porque no deja de ser un especulador profesional en Oro,  vamos de lo más completo sin llegar al terror del gran reseteo , fin de las bolsas, la extinción del dinero real ,  de un gran colapso global de los capitales reales  como publican  en youtube para monetizar sus vídeos o vender por detrás sus maravillosos e infalibles productos de formación o inversión que le harán millonario mientras los demás nos ahogamos en nuestras propias heces.

Pero claro los profesionales en Bolsa siempre valoramos todos los escenarios posibles para saber como actuar si llega y puede ser que el que llegue sea una huida hacia arriba del mercado. Los apocalípticos llevan mucho tiempo mirando hacia abajo y no han hecho más que el ridículo, y no vale que pasado los años el mercado le de la razón y digan aquello de como os decía en el año 2015 aquí tenemos (2020-1-2-3-4-5..) el gran colapso pronosticado por mi. ¡¡¡ Hombreeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eso no vale¡¡¡

Me acuerdo de D. Antonio Saenz del Castillo cuando dijo cuando se derrumbó españistán por el estallido de la burbuja inmobiliaria “yo fui el primero desde primeros años de los noventa en vaticinar esta catástrofe financiera” pero claro como él estaba largo el día antes de un giro alcista del  mercado y corto también el día antes de una giro bajista  pues claro era un maestro en predecir el pasado. No se para qué  valdrá y para quien que diga hoy que el DOW JONES verá los 15000 puntos otra vez , la bolsa sin timing es como la potencia sin control no vale para absolutamente nada.

Egon von Greyerz escribe en su web:

En un mundo efímero, pocas cosas sobreviven. No me refiero a especies o seres humanos cuya existencia en la tierra también es transitoria. En cambio, me refiero a los sistemas sociales y financieros que ahora están llegando a su fin.

En julio de 2009 escribí un artículo titulado The Dark Years Are Here . Fue reimpreso nuevamente en septiembre de 2018.

Aquí hay un extracto de mi artículo original:

“Los años oscuros serán extremadamente severos para la mayoría de los países, tanto financiera como socialmente. En muchos países del mundo occidental habrá una depresión severa y será el fin del estado de bienestar. También es probable que la mayoría de los planes de pensiones estatales y privados colapsen. Será una depresión mundial, pero es posible que algunos países solo tengan una recesión profunda. Habrá hambruna, falta de vivienda y miseria, lo que resultará en malestar social y político. Es probable que de esto resulten diferentes tipos de líderes y regímenes gubernamentales.
¿Cuánto durarán los años oscuros? Hay un libro llamado “El cuarto giro” escrito por Neil Howe. Ha identificado un patrón que se repite cada 80 años. El patrón ha sido extremadamente preciso en el mundo anglófilo. Recientemente hemos entrado en el Cuarto Turno, que son los últimos 20 años del ciclo. Según Howe, estamos en las primeras etapas de un período de 20 años de agitación económica e institucional. Este es un período de crisis en el que la estructura de la sociedad cambiará drásticamente. Los cuartos cambios anteriores han sido la Revolución Americana, la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial. Según Howe, la crisis será sustancialmente peor antes de que termine y durará unos 20 años más.
Todo esto no es una buena noticia y esperamos que Howe y nosotros estemos equivocados con respecto a la gravedad y duración de esta crisis. Pero tememos que ambos tengamos razón. Debemos enfatizar nuevamente que nunca antes el mundo entero había entrado en una recesión simultáneamente en un estado tan frágil tanto financiera como económicamente, por lo que es probable que los Años Oscuros sean tan devastadores y duraderos “.

LA INEVITABLE CAÍDA DE LA SOCIEDAD
El libro de Neil Howe The Fourth Turning se acababa de publicar cuando escribí el artículo y desde entonces ha alcanzado gran fama. Ahora estamos en los últimos 8 años de su ciclo de 20 años y la parte más dramática del ciclo acaba de comenzar, que es el Cuarto Turno.

En mi artículo de 2009, pensé que la recesión era más inminente. Pero aunque estaba un poco fuera de tiempo, no cambia la inevitable caída de todo el tejido de la sociedad en los próximos años, ya sea comercial, financiera o social.

Desde 2009, la deuda global se ha duplicado a $ 280 billones y el riesgo ha aumentado exponencialmente. La etapa final del colapso comenzó en agosto de 2019 cuando los bancos centrales entraron en pánico y se embarcaron en una juerga masiva de impresión de dinero debido a problemas importantes en el sistema financiero.

CORONAVIRUS – UN CATALIZADOR
Como dije anteriormente, el coronavirus, que comenzó a principios de 2020, no es la razón de la recesión actual de la economía mundial. Fue solo un catalizador. Por alguna razón, cuando los ciclos están a punto de acelerarse con fuerza, el desencadenante parece ser el peor posible. Aunque a menudo he hablado de la enfermedad como un catalizador potencial, no esperaba que llegara ahora y causara un bloqueo total de partes de la economía y la sociedad en tantos países.

Cuando se acerca al final de una era o ciclo financiero, es muy difícil predecir exactamente cómo terminará todo. Muy pocas personas comprenden que ahora vivimos en un tiempo prestado. Pero no hay absolutamente ninguna duda de que ahora estamos al final del final y de un ciclo mayor, ya sea que tarde 8 años como predice Howe o que todo suceda mucho más rápido, es totalmente irrelevante.

LOS NO PREPARADOS PODRÍAN PERDER TODO
El riesgo está aquí ahora y si no se prepara para esto, es probable que no solo pierda la riqueza que tenga, sino también su trabajo, pensión o seguridad social, dependiendo de sus circunstancias. Y si vive en una ciudad, también es probable que se vea afectado por el malestar social y el crimen, además de una interrupción de los servicios como atención médica, educación, ley y orden, etc.

Hoy en día, muchas personas están tratando de salir de las ciudades como resultado del coronavirus y el cierre de oficinas y tiendas, así como el aumento de las tasas de criminalidad. Para la minoría adinerada, este no es un gran problema, pero para la gente normal, no es evidente simplemente mudarse. Pero está muy claro que el trabajo a domicilio se volverá mucho más frecuente y muchas ciudades se convertirán en pueblos fantasmas. Los ingresos fiscales disminuirán drásticamente y las autoridades no podrán mantener ni siquiera servicios simples como agua, saneamiento o limpieza. Además, muchos puntos de venta y restaurantes, así como oficinas en las ciudades, cerrarán debido a la falta de clientes, el crimen y las compras fuera de la ciudad o en línea. Por supuesto, esta tendencia ya ha comenzado en muchas ciudades. En la City de Londres (distrito financiero), ahora hay muy poca gente trabajando.

EL DILUVIO PODRÍA LLEGAR MÁS PRONTO
Volviendo a los 8 años restantes de Howe del Cuarto Turno, es por supuesto un número aproximado y no absoluto. A mi modo de ver, se necesitarán hasta 8 años y tal vez menos para que el edificio artificial que el mundo ha creado colapse. Pero también podría suceder mucho más rápido.

Lo que quiero decir con edificio artificial es, en primer lugar, todos los activos falsos que se han creado debido al despilfarro deliberado de los bancos centrales. Desde la creación de la Fed en 1913, los banqueros han tomado el control total del sistema monetario. A partir de 1971, cuando Nixon cerró la ventana del oro, se convirtió en un total gratuito para todos para los banqueros (centrales). Podrían crear cantidades ilimitadas de dinero para su propio beneficio. Estar más cerca de la imprenta es una gran ventaja cuando imprime dinero. El presidente Mugabe en Zimbabwe descubrió esto. Al utilizar primero el dinero de la imprenta, podía gastarlo rápidamente o comprar dólares antes de que el valor del dinero impreso colapsara.

EL DINERO IMPRESO NO LLEGA A LAS PERSONAS COMUNES
En los EE. UU., La Reserva Federal ha imprimido $ 3.3 billones desde que comenzó la última crisis en agosto de 2019, y la mayor parte desde marzo de 2020. Muy poco de este dinero ha llegado a la gente común. Si lo hubiera hecho, habría significado una contribución de $ 25,000 a cada uno de los 130 millones de hogares en Estados Unidos. Aunque lo impreso es básicamente inútil, podría haber tenido algún efecto beneficioso a corto plazo en la economía en general.

Pero no , la impresión de dinero no es para la gente corriente. Es para los banqueros y los ricos y agrega más combustible o liquidez a los mercados de activos que ya están enormemente sobrevalorados en lugar de llegar a las personas que realmente lo necesitan. Esto ha provocado que el Nasdaq suba un 62% desde finales de marzo y el Dow un 52%.

DOW 50.000 – ORO $ 50.000?
En un artículo reciente,  hablé de que podríamos ver un colapso impulsado por la liquidez en las acciones, lo que haría que el Dow se duplicara para decir 50.000. Dado que espero que la relación Dow / Gold alcance 1 a 1 o menos (como en 1980 Dow 850 Gold $ 850), el oro podría al mismo tiempo alcanzar $ 50,000 a medida que aumenta la inflación. Como considero que las acciones están sobrecompradas y sobrevaloradas hoy, no hay ninguna razón fundamental o incluso técnica para que esto suceda. Dado que los mercados de hoy no tienen nada que ver con los fundamentos o principios de valoración sólidos, sino que solo están impulsados ​​por la liquidez, este tipo de movimiento no es imposible.

Pero los inversores deben entender que creo que sería un riesgo muy alto permanecer totalmente invertido en acciones actualmente. Esto es como comprar el Nasdaq en 1999 para participar en la subida final, pero luego bajarlo hasta una pérdida del 80%.

En cambio, es mucho mejor poseer oro, que fundamental y técnicamente aún se encuentra temprano en una tendencia alcista a largo plazo, amablemente alimentada diariamente por la impresión de dinero del banco central. Si el pronóstico de 50.000 para el Dow y el oro  se materializara, el Dow se duplicaría y el oro subiría 25 veces, lo que claramente es un riesgo mucho mejor.

ESTADOS UNIDOS ESTÁ EN BANCRO
Seamos realistas, Estados Unidos está en bancarrota. Ningún país, empresa o individuo podría perder dinero cada año durante 90 años y seguir en pie. ( ver mi artículo ). Normalmente, la moneda de un país así debería haberse desvanecido en el olvido. Bueno, el dólar casi lo ha hecho, ya que ha bajado un 98% en términos reales o el oro desde 1971 y un 85% desde el 2000. La única razón por la que el dólar no ha desaparecido por completo es el Petrodólar. Una gran parte de los activos en dólares se mantienen fuera de los EE. UU. Debido a la liquidez en dólares creada por el petrodólar.

El Petrodólar fue creado a principios de la década de 1970 por Nixon y el entonces Secretario de Estado Henry Kissinger. Temían después del cierre de la ventana del oro que el papel de la moneda de reserva del dólar se redujera significativamente. Para salvar el dólar, Estados Unidos le ofreció a Arabia Saudita protección militar total con la condición de que todo el comercio de petróleo se hiciera solo en dólares. Arabia Saudita también compraría equipo militar sustancial de Estados Unidos.

LA INMINENTE DEMISIÓN DEL DÓLAR
Este fue un arreglo muy inteligente y es la única razón por la que el dólar sigue en pie. Pero la combinación de una posición financiera estadounidense en rápido deterioro y países como China, Rusia e Irán que cotizan gradualmente en sus propias monedas pronto precipitará la caída del dólar.

Comparar monedas entre sí es realmente un ejercicio inútil, ya que todas van a CERO. No hay premio por llegar al fondo primero . Aún en este ejercicio de relatividad, parece que el dólar tocará fondo antes que los demás. Habiendo perdido ya el 98% de su valor en los últimos 50 años, el 2% final no tardará tanto. Pero recuerde que esta caída del 2% significa una pérdida del 100% del valor del dólar desde aquí.

Mucha gente es muy negativa sobre el euro debido a los grandes problemas de la UE. Es totalmente cierto que el euro también es una moneda muy débil y artificial. El euro vale prácticamente lo mismo en dólares que en su lanzamiento el 1 de enero de 1999. Pero ahora mismo, el euro, a pesar de sus problemas, técnicamente parece más fuerte que el dólar.

Por lo tanto, la caída del dólar en los próximos años está prácticamente garantizada y actuará como un detonador que hará estallar la economía estadounidense.

También en los próximos 2-3 años veremos el colapso de los mercados de deuda en los EE. UU. Y en todo el mundo. La mayor parte de la deuda en el mundo consiste en dinero impreso sin respaldo de activos reales subyacentes. Los activos enormemente sobrevalorados están respaldados por deudas que perderán su valor por completo, ya que solo se basan en dinero fabricado emitido por una imprenta o una computadora. Cuando se crean $ 10 de billones sin que se haya producido mano de obra, bienes o servicios, ese dinero claramente tiene un valor CERO.

LOS TIPOS DE INTERÉS AUMENTARÁN FUERTEMENTE
No tendremos tipos cero permanentes como dicen la FED y Ray Dalio. Hay dos certezas virtuales antes de que termine la inminente mega crisis. El primero será el colapso del sistema monetario, como mencioné anteriormente. La segunda certeza es el colapso de los mercados crediticios, incluidos los bonos. La manipulación de tarifas fracasará por completo. Los bancos centrales intentarán mantener bajas las tasas a corto plazo, pero perderán el control de las tasas largas. A medida que los gobiernos y las empresas insolventes comiencen a incumplir, los inversores, incluidos los soberanos, abandonarán los bonos.

Los precios de los bonos colapsarán y las tasas subirán al menos a los niveles de los años setenta y principios de los ochenta del 15-20%. La combinación de hiperinflación y deudores morosos hará que muchos bonos bajen a cero y tasas al infinito. A medida que suban las tasas largas, subirán las tasas cortas independientemente de los intentos de los bancos centrales de mantenerlas bajas. Esto conducirá a la desaparición del mercado de bonos. Obviamente, los bancos centrales imprimirán frenéticamente billones o incluso cuatrillones a medida que los derivados desaparecen en un agujero negro. Pero fue en vano excepto por el pánico y la hiperinflación.

NO ES EL MOMENTO DE LA OMPHALOSKEPSIS
Así que ahora no es el momento para la omphaloskepsis (mirarse el ombligo) o para que los inversores se regodeen con las ganancias de la bolsa. Porque el mundo está entrando ahora en una fase que no se había visto en cientos o quizás 2000 años. Sí, las acciones podrían derretirse por última vez antes del colapso total, pero si lo hacen, lo más probable es que vaya acompañado de un dólar muy débil.

NO MIDE SU RIQUEZA EN INÚTILES MONEDAS FIAT
Medir sus activos en una moneda fiduciaria, ya sean dólares, euros o libras, es una locura absoluta. ¿Por qué mide su riqueza en algo que en términos reales ha disminuido en un 98% desde 1971 y en un 85% desde 2000? Puede sentirse bien por un momento, pero cuando se da cuenta de que estas ganancias son solo ganancias en papel que no solo no tienen sentido, sino que evaporarse totalmente en los próximos años a medida que las acciones y el papel moneda implosionan juntos.

Y no crea ni por un segundo que los activos que posee, ya sean acciones, bonos o propiedades, realmente valen los miles o millones que están valorados en dinero falso.

La inminente destrucción de la riqueza pronto revelará a los inversores que sus activos solo valen una fracción del valor imaginario que tienen hoy.

Los bancos centrales no salvarán al mundo, no pueden. Porque, ¿cómo puede resolver un problema de deuda con más deudas sin valor o cómo puede crear riqueza emitiendo más deuda? Ese esquema Ponzi ya está terminado durante mucho tiempo.

El oro físico (y la plata) revelarán en los próximos años el engaño total en el que se ha apoyado el sistema financiero. Los inversores que no están protegidos deben prestar atención.

Traducción automática de la fuente

Advertisements