Un registro de quienes rechacen la vacuna ¿ por qué y para qué?

vacuna-2% - Un registro de quienes rechacen la vacuna ¿ por qué y para qué?Esto comenta Tyler Durden de nuestro gobierno en su página de culto ZEROHEDGE.COM

Y así, al menos en España, los burócratas del gobierno están contraatacando, ya que el ministro de Salud, Salvador Illa, advirtió que el país establecerá un “registro” para todos los que rechacen la vacuna.

“Lo que se hará es un registro, que se compartirá con nuestros socios europeos … de aquellas personas a las que se les ha ofrecido y simplemente lo han rechazado” , dijo.

“No es un documento que se hará público y se hará con el máximo respeto a la protección de datos”.
Agregó que el registro no se haría público ni se entregaría a los empleadores, lo que plantea la pregunta: ¿por qué si no el gobierno mantendría una base de datos de esa información?

Un informe de la AFP sobre las declaraciones del ministro de Sanidad no tenía muy claro el motivo, lo que nos lleva a pensar que es una táctica más del gobierno español, que ha jurado de arriba abajo, como otros gobiernos europeos, que las vacunas no serían adecuadas. obligatorio,.

Las encuestas publicadas en los últimos meses parecen reflejar una caída abrupta e inexplicable en el número de encuestados que afirman ser escépticos, o que indican que les gustaría esperar antes de recibir la vacuna, se ha desplomado debido a que se han distribuido las primeras dosis. fuera y administrado.

El gobierno de España espera tener entre 15 y 20 millones de personas de su población de 47 millones vacunadas contra el virus en junio para salvar la temporada turística del próximo verano.

“La forma de derrotar al virus es vacunarnos a todos o cuanto más, mejor”, dijo Illa.
También se ha especulado sobre lo que podría sucederles a quienes se niegan a vacunarse a sí mismos y / oa sus hijos, incluso cuando los funcionarios públicos han hablado de la importancia de la “transparencia” y, por supuesto, la libertad de elección individual.

Sin duda, los españoles no están solos. Muchos otros europeos comparten sus ansiedades, que han sido avivadas por los golpes del gobierno sobre la seguridad de las vacunas (cualquier escepticismo está prohibido), el rápido ritmo de desarrollo y el uso de la nueva tecnología de ARNm. Por ejemplo, la encuestadora independiente Alpha Research dijo que su encuesta reciente sugirió que menos de uno de cada cinco búlgaros de los primeros grupos a los que se les ofreció la vacuna (médicos de primera línea, farmacéuticos, maestros y personal de hogares de ancianos) planeaban ofrecerse como voluntarios para vacunarse. Una encuesta reciente de IFOP encontró que aproximadamente el 41% de los franceses tomaría la oportunidad si estuviera disponible, lo que significa que casi el 60% no lo haría.

Es por eso que, de cara al futuro, no nos sorprendería ver más medidas de mano dura empleadas ( ¿pasaportes de inmunidad? ) A medida que los funcionarios se desesperan cada vez más por alcanzar sus objetivos de inmunidad colectiva (en gran parte especulativos).

La conclusión de servidor es una que nos van a obligar a vacunar a todos directa o indirectamente, por activa o por pasiva, por lo civil o por lo penal pero se crea o no primero en la eficiencia y luego en los no efectos secundarios y adversos a cualquier tipo de plazo. Si nos llaman y no acudimos vamos a quedar censados y registrados en una base de datos que solo proporcionará problemas.

Me parece muy totalitarista hacer este tipo de registros porque no estamos hablando de unas vacunas con una experiencia temporal en la población y además con distintas formulaciones químicas, es que perfectamente dentro de unos meses o años los vacunados con la marca X podrían tener o padecer problemas desde banales, crónicos  e incluso  mortales.

Si partimos de la base que los que se vacunan  no se contagiarán porque están protegidos  y los que no si lo harán, el problema recaerá sobre la responsabilidad personal de cada uno, no sobre la social del gobierno, si no tenemos la obligación de vacunarnos por qué van a registrar a los que se nieguen, es difícil de entender esta medida dictatorial en el marco de una democracia.

De la misma forma que tenemos derecho a decidir cuando morir o dar a luz un hijo/a, también lo tenemos a decidir qué fármacos tomar por cualquier tipo de vía o no. Los testigos de Gehová no permiten la transfusión de sangre, prefieren morir o ver morir a un ser querido.

 el protocolo de la Carlos Haya al respecto

La vacuna contra el covid es por el bien social, cierto, pero estamos en una situación como el sarampión, cogerán este virus los no vacunados, los vacunados están protegidos. Por lo tanto subsiste la voluntad de no protegerse por las razones que fueren o fuesen con la consiguiente responsabilidad por no hacerlo claro.

Es que por esta regla de tres si las vacunas en un hipotético caso fallan y lo que hace es un efecto perverso en nuestro organismo des-organizando la función bioquímica de nuestro organismo a saber a qué plazo se habría producido un genocidio de unos 15-20 millones de españoles.

No somos negacionistas ni anti-vacunistas pero lo que no podemos ser tampoco es excesivamente optimistas o positivistas o permisivos  porque no hay una experiencia temporal  que avale a estos nuevos fármacos por lo que tenemos que respetar la reticencia de un porcentaje de la población a no inocularse lo mismos.

Las vacunas desde luego son unos de los vehículos sanitarios que nos permiten vivir en sociedad, eso es innegable, pero la decisión en una democracia es propia no del gobierno de la nación. Encima no nos van a poner a todos el mismo compuesto si no que encima habrá diferencias según patente,  lo que aumenta las reticencias ¿por qué si tan buenas son no son todas la misma? ¿Por qué no se han puesto de acuerdo los gobiernos nacionales con los laboratorios para que sea una sola y única patente contra el covid a un precio medio global? ¿Por qué muchos países no van a poder vacunar a toda su población por falta de capital para pagar los fármacos? ¿de qué vale que el 70% de Europa y EEUU esté inmunizado y el 70% de LATAM , Africa y Asia no?

Se agolpan las preguntas, dudas y contradicciones al respecto …

Advertisements

4 comentarios

  1. De momento, no voy a vacunarme porque no acepto las cláusulas de NO RESPONSABILIDAD que se han firmado con las empresas farmacéuticas. Recuerdo el caso de la TALIDOMIDA, que en España dejó tirados durante 50 años a los afectados por gravísimas malformaciones. Mi gobierno tiene que demostrarme que ha negociado la compra a mi favor, no a favor de las farmacéuticas.

    Por otro lado, en la página web oficial https://vgripe.isciii.es/documentos/20202021/boletines/Informe%20semanal%20SVGE%20y%20otros%20virus%20respiratorios_2020-2021_512020.pdf
    en la quinta línea se dice que hay “detección de SARS-CoV-2 y ausencia de virus gripales”. Raro, raro, raro. Estamos en invierno y ¿este año no hay gripe?. Pues sepan que mi comunidad autónoma me ha enviado dos sms para que vaya a vacunarme contra la gripe. ¿Nos mienten o es la descordinación elevada a su máximo exponente?

  2. El gobierno está apestando a totalitarismo.
    ¿A cuento de qué hay que crear listas?
    Para comenzar, la falta de ética en la información suministrada hace ya sospechar del resto. ¿Se nos informa de los posibles efectos secundarios de las vacunas basadas en RNA mensajero? ¿Alguien ha escuchado al ministro hablar de los posibles efectos a medio y largo plazo de un modelo vacunal no testado hasta ahora en la población general? ¿Es cierto que hay serias dudas de que puedan desarrollarse enfermedades neurológicas, autoinmunes, o incluso tumores más adelante?
    Lo dicho, todo esto huele mal, desde el comienzo.

Los comentarios están cerrados.