Airbnb nos tememos que ya no es lo que era antes de salir a bolsa

“Airbnb es una compañía que ofrece una plataforma digital dedicada a la oferta de alojamientos a particulares y turísticos (alquiler vacacional) mediante la cual los anfitriones pueden publicitar y contratar el arriendo de sus propiedades con sus huéspedes; anfitriones y huéspedes pueden valorarse mutuamente, como referencia para futuros usuarios. El nombre es un acrónimo de airbed and breakfast.1​ Airbnb tiene una oferta de unas 2 000 000 propiedades en 192 países y 33 000 ciudades. Desde su creación en noviembre de 2008 hasta junio de 2012 se realizaron 10 millones de reservas.”

No podemos entender a AIRBNB como perteneciente al sector hostelero, el ocio o el turismo aunque claro hace intrusismo en él al hacer la competencia directa al sector propia y legamente dicho.

AIRBNB tuvo una primera fase expansiva fuera del mercado impresionante, una STARTUP que resolvía problemas y daba soluciones de alojamiento en lo mejor cada sitio a mucho mejor precio porque el ardid era convertir al propietario de un inmueble en un empresario del mismo rentabilizando con mucha diferencia a su favor en comparación con el arrendamiento urbano.

Obviamente tuvo una pre-historia antes de salir a bolsa explosiva que hacia su OPV fuese de lo más esperado en el mercado, pero su realidad ha sido otra luego, ha chocado frontalmente con las legislaciones nacionales de allí donde a través de su plataforma se ponen en contacto arrendador y arrendatario vía anuncio de su oferta de alojamiento y precio diario, los daños y perjuicios de AIRBNB o turismo vacacional privado entre partes se ha convertido en una guerra entre la empresa y cada país de sus oferentes, destrozan el mercado inmobiliario, destrozan el mercado del alquiler, causan perjuicios convivenciales  con los residentes de la zona de todo tipo porque claro mientras un vecino tiene que levantarse a las 7 a trabajar, en la casa de otro vecino hay una fiestón.

Por lo tanto estaba claro, las administraciones locales han “fastidiado” el negocio de Airbnb tal como se concibió inicialmente y dejaba beneficios espectaculares por simplemente una plataforma de contratación y unas condiciones básicas para dar una garantía a los interesados, por lo tanto hizo regular el marco jurídico del alquiler vacacional en toda Europa al menos  y creo que allí donde hay gobiernos responsables.

Su gráfica creemos que es el reflejo en un espejo de todo lo que hemos comentado. Hoy cotiza muy cerca de los mínimos de su cotización inicial en un mercado en general que se ha dado la vuelta y el sectorial pues son muchos los que han subido  para recuperar la mitad, dos tercios o todo de lo que perdieron tras el covid.

Nuestra proyección técnica no obstante es un pullback a la zona 160 pero que quede claro dentro de una estructura bajista del precio, las condiciones para el desarrollo del turismo vacacional van a peor porque a nivel tributario se están empleando bien a fondo para que sea más rentable alquilar para tiempo indefinido una vivienda que por días.

El 10 de diciembre 2020  salió a bolsa y lo que hemos visto es una figura de vuelta bajista, de su salida a techo se revalorizó un 50%, luego lo perdió todo por lo que a cierre de ayer está bajo precios de su primer día bursátil un -7%

airbnb-21-mayo-2021% - Airbnb nos tememos que ya no es lo que era antes de salir a bolsa

Advertisements