La paradoja de la crisis del covid ultra-rápida y ultra-cara

Por la velocidad vista en la recuperación tras el impacto del covid en los mercados   estamos todos nosotros (sin excluirnos)  minusvalorando lo ocurrido en realidad en la economía global, estamos padeciendo una gran crisis económica de muy corta duración tan corta que le podríamos llamar microsisis , nunca en la historia un hecho tan relevante como una pandemia ha afectado por tan poco tiempo a los mercados pero no ha sido por los mercados, cuidado, salir de esta crisis no va a salir gratis, habrá factura, hemos tenido parámetros macro y micro económicos de estado de guerra incluso los muertos y heridos de una guerra.

 No podemos olvidar o perder de vista que la duración tan corta de esta gran crisis socio-económica ha sido  debida  a un gran maquillaje financiero de los gobierno locales apoyados por los bancos centrales, estos una década después de la crisis subprime han tenido que volver a inundar el mercado de dinero para dar liquidez a las necesidades básicas, se han ayudado a empresas, empresarios, trabajadores y mantenido funcionarios y pensiones con dinero que no teníamos, es decir que lo hemos impreso y eso va contra la deuda pública.

Por el momento nadie nos va a obligar a pagar nada, ni hacer ningún tipo de esfuerzo para amortizar deuda con las recetas de toda la vida, ahora no toca, no puede tocar porque entonces no llega la tan ansiada nueva normalidad, pero luego nos dirán, señores ciudadanos el importe de haberos salvado socio-económicamente del covid es de tanto y por favor ¿cómo lo van a hacer? ¿en efectivo o tarjeta?

Por eso nos va a dar dinero para recuperarnos económicamente porque solo habiendo salido a flote podríamos pagar lo que debemos, por eso la UE en general y los frugales en particular van a poner la lupa en donde y como nos gastamos el dinero que nos van a remesar porque si no es para reactivar nuestra paupérrima economía nos cortan las transferencias por la vía ejecutiva.

No creamos nadie por favor que por ultracorta esta crisis pandémica es menos crisis, va a ser tan brutal como las demás y más adelante nos podemos llevar verdaderos sustos como no tengamos hechos los deberes para cuando el BCE deje de comprarnos nuestra deuda pública y nuestra prima de riesgo vuelva al mercado.

Vamos a desear que Sánchez haya triunfado en Nueva York tras sus entrevistas con grandes magnates tratando de venderles España como nodo de inversión, Sánchez se entrevistó con nada más y nada menos que el dueño de facto del Ibex y una de las manos más fuertes privadas de la industria del capital, Larry Fink, Ceo de Blackrock, a Sánchez se le comentó la preocupación de los líderes de Wall Street por su reforma laboral y por su reforma de la vivienda y claro Sánchez tragó en seco porque son dos temas pendientes que siguen sin resolverse en este país y ya si le sumamos la autodeterminación catalana que es la madre de todos los problemas. El dinero es cobarde.

España no ofrece garantías de seguridad que exige el capital, que si puede ofrecer Portugal e incluso Marruecos si a esta gente les da por industrializar la  cornisa africana hasta llegar a Egipto, daros cuenta que podría ser la nueva China la zona, suelo gratis , mano de obra barata, sin legislaciones tributarias,  bien comunicada y gobiernos fácilmente moldeables a base de untamientos para que legislen a favor de los amos del dinero ¿os suena? ¿y la deslocalización os suena también?.

Desde que desgraciadamente aumentemos la presión fiscal agobiando al capital y se exija la subida derechos sociales todos sabemos lo que pasa que no somos competitivos para la industria y esta opta por otras áreas. Ojo a la británica también se me olvidaba ahora fuera de la UE puede hacer y pactar lo que quiera con quien quiera, es otro competidor de la UE.

Ahora el próximo hito que estar por llegar a la economía son las divisas digitales de los bancos centrales, la descarbonización, la disrupción, la economía circular, la aceleración de las tecnologías de la información  y la finalización del tránsito energético del petróleo a las renovables. A ver si tenemos suerte y no perdemos otra vez  el tren por hacerlo mal políticamente,  pareciéndonos más en derechos sociales , calidad de vida y estado del bienestar a los del norte de Europa que a los del sur. No podemos ser más  competitivos a cambio de vivir peor como nos pasó tras la burbuja inmofinanciera que como se trabajaba por lo que fuese nos decían los medios y los políticos que “estábamos siendo de los países más competitivos  de Europa” no sea fastidiado. Por lo  que competitividad se puede definir como la permisividad de un trabajador a ser explotado según su legislación laboral vigente.

crisis-ciclicas% - La paradoja de la crisis del covid ultra-rápida y ultra-cara

Advertisements

3 comentarios

  1. Se dice que después de la crisis sanitaria vendrá la crisis económica, dando a entender que por el momento ,a nivel económico, se han puesto en marcha los mecanismos necesarios para que no se produzca un terremoto de magnitudes impredecibles.
    Lo que no está claro es qué alcance tendrán los efectos de ésta crisis económica.

    Sobre lo que comentas, añadir quizá que, entre la anterior crisis ( 2008 / 2013 en el caso español ) y hoy, no hemos dejado de necesitar al BCE ( ya sea para mantener la prima de riesgo artificialmente baja, ya sea para intervenir en los mercados de deuda ), por lo que se puede decir que durante éstos últimos 10 años hemos estado viviendo gracias a ” las anfetaminas económicas” del BCE ( es como si, a efectos prácticos, ésta última década hubiésemos seguido en crisis y, aún sin haber conseguido salir, nos encontremos ahora con ésta nueva situación…)

    • Santamente ¡¡¡ y nuestra deuda subre PIB al 130% y el tema catalán nos puede ser el tiro en la nuca a la economía española .. vamos camino de Grecia como no nos aclaremos y sigamos dando tumbos a base de parches sobre la marcha.
      Saludos.

      • De acuerdo. En lo económico vamos camino de Grecia (yo creo que ya se ha pactado en secreto con la UE lo que se nos va a recortar) y en lo político vamos camino de Yugoeslavia. ¿Qué futuro les queda a nuestros hijos?

        Sólo veo una solución: Hacer el camino con los franceses.

Los comentarios están cerrados.