La disyuntiva entre la sostenibilidad y la duración de la irracionalidad

Servidor a día de la fecha  de hoy  como comenté en el video de la preapertura ve sobre el tapete factores que van a seguir sosteniendo el mercado alcista pero no por ello tenemos que tener la guardia baja o confiarnos en exceso dado que la tendencia a corto plazo es insostenible en tiempo, la gradiente de la tendencia es muy alta y cuando toque la corrección no harán prisioneros y no digo para que se derrumbe el mercado sino para que simplemente se pueda operar en el mercado tras una corrección técnica, pero claro va a costar dos dígitos en escaso tiempo.

Tras la última corrección de hace  escasas sesiones hemos visto que ha sido para lo de hace bastante tiempo; para seguir subiendo , el SP500  no corrige un 5% desde octubre pasado, de hecho ya cerró la semana en nuevos máximos históricos Wall Street en un no parar , ahora el catalizador no  dejan de ser  solo las autoridades monetarias sino que además se suman los resultados empresariales que están saliendo mejor de lo esperado en nueve de cada diez empresas.

Todo nos hace suponer nuevos techos pero también e aumento proporcional de una segura y abrupta corrección técnica aunque solo sea para corregir de la actual acelerada tras los mínimos del covid a la principal alcista de mínimos del 2009. La inflación es el invitado no deseado a la fiesta alcista del mercado pero es coadyuvante porque la inflación aleja al inversor de la liquidez y el ahorro ya que tener cash es perder dinero todos los días.

GRADIENTE-SP-26-JULIO-2021% - La disyuntiva entre la sostenibilidad y la duración de la irracionalidad

EN GOLDMONEY.COM podemos leer:

Los niveles actuales de los mercados de valores no solo están divorciados de sus realidades económicas y comerciales subyacentes, sino que están repitiendo la locura de las multitudes que condujeron al colapso de Wall Street de 1929-1932. La diferencia obvia está en el dinero: los dólares respaldados por oro en ese entonces comparados con el dinero fiduciario sin respaldo actual.

Ahora podemos comenzar a ver cómo es probable que se desarrollen los mercados y los eventos monetarios en los próximos meses y este artículo proporciona un esbozo de ellos. Obviamente, la burbuja de los activos financieros estallará con el aumento de los tipos de interés, consecuencia del aumento de los precios de los productos básicos para el consumidor. Las monedas fiduciarias se embarcarán entonces en un camino hacia la inutilidad porque las autoridades monetarias de todo el mundo redoblarán sus esfuerzos para evitar que suban las tasas de interés, aumenten los rendimientos de los bonos y colapsen los valores de las acciones; todo sacrificando sus monedas.

El fantasma de la teoría de la deflación de la deuda de Irving Fisher pronto ocupará un lugar preponderante en las mentes de los banqueros centrales, impidiéndoles seguir un curso que no sea un curso radicalmente inflacionario independientemente de las consecuencias.

Las opiniones actuales de que se debe iniciar la reducción gradual para manejar la situación no son el punto. Más QE e incluso compras directas de bonos y acciones son lo que sucederá, políticas que ciertamente fracasarán.

Cualquiera que busque sobrevivir a estas condiciones que se están desarrollando, será aconsejable que deje a un lado algo de dinero sólido: oro y plata físicos.

DOW-JONES-EN-ORO-1929-2021% - La disyuntiva entre la sostenibilidad y la duración de la irracionalidad

En el pasado, comparé la situación actual del mercado con la de 1929, cuando el mercado de valores estadounidense sufrió un colapso importante en octubre. Con la memoria corta hoy, muchos incluso habrán olvidado que entre el 12 de febrero y el 23 de marzo del año pasado el índice industrial Dow Jones cayó un 38,4% de arriba a abajo en menos de seis semanas, en paralelo con la caída del 66% entre el 4 de septiembre y el 13 de noviembre de 1929 en una escala de tiempo inquietantemente similar. La Figura 1 muestra el Dow de hace noventa años superpuesto al de hoy, desplazado de manera que noviembre de 1929 coincide con marzo del año pasado.

La principal diferencia está en el dinero. Por esta razón, la Figura 1 ajusta el Dow de hoy por el precio del oro. En 1929-33, no se requirió tal ajuste ya que el dólar estaba en un patrón oro libremente intercambiable a $ 20.67 la onza. Pero ajustarlo por el precio del oro hoy nos dice que, medido en moneda sólida, el Dow alcanzó su punto máximo en abril de 2019. Y luego del repunte inicial después del colapso en marzo de 2020, un aumento en el precio del oro no ha sido suficiente para suprimir el Dow en un base ajustada al oro.

Hay dos posibilidades: o el repunte del mercado medio bajista en la bolsa de valores estadounidense dura mucho más que entre noviembre de 1929 y el 21 de abril de 1930, o el aumento del precio del oro aún no ha sido suficiente para contrarrestar el efecto de la inflación monetaria. Todos podemos tener opiniones sobre cuál es la verdad. Pero una cosa es segura: dadas las tasas de interés cero, la inflación de precios acumulada y, por lo tanto, la perspectiva de un aumento de las tasas de interés, los factores en evolución que impulsan los mercados solo pueden ser fuertemente negativos. Cuando llegue esta vez, la caída del Dow será casi con certeza catastrófica tanto en términos de oro como de dólares nominales. Y la diferencia entre 1929 y 1932 es la expansión masiva del dinero y el crédito que se ha estado alimentando de activos financieros inflados.

LEER ESTE GRAN ARTICULO EN SU FUENTE ORIGINAL

 

Advertisements