Tiktokazo

El populismo de derecha e izquierdas han asolado sudámerica país que toca país que hunden … el próximo Perú. Desde que un político asume el papel de cabeza familia y empresario empieza el principio del fin, desde Argentina a México el coste de los populismo ha sido devastador pero ahí siguen encaramándose al poder por la vía democrática para luego serle más fácil perpetuarse en él cambiando leyes y constituciones a su imagen y semejanza.

En una primera fase hasta que consiguen el aunar los tres poderes le dan de todo al pueblo para que les apoye, cuando lo tienen todo en una mano pues se lo quitan todo hasta dejarlo en la ruina o quiebra económica, eso si, la culpa de los males siempre la tiene otro, el gringo, el fmi, el neoliberalismo, el capitalismo, los burgueses, las élites, la corrupción mundial, las multinacionales … luego se investiga como les va a ellos y se cumple la norma, el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente.





Aquí tenéis otra de Castro su familia vive como lo hacía la de Batista pero con Batista que fue un dictador cuidado, no lo estoy enalteciendo el pueblo comía hasta carne y Cuba era el tercer país más rico del mundo, Argentina el segundo en tiempos de Perón tras los EEUU el primero, no estando muy lejos Venezuela ,  de ahí que miles de españoles emigraran a tales países porque sobraba trabajo y era fácil hacer negocio.  Es una auténtica pena que países ricos como los sudamericanos no hayan evolucionado políticamente hacia una social democracia, no es que sea la mejor fórmula pero al menos si un punto de equilibrio entre la dictadura de derechas e izquierdas que disfraza el populismo.

La social democracia tiene dos formas de gestionarla mal como la europeriferia y bien como el centro y norte de Europa. Al menos el modelo funciona ahora falta copiar y pegar en los países donde no lo hace, pero para ello claro tiene que quitarse a la casta política para sustituirla por gestores públicos  con formación y experiencia y no asignar cargos a dedo para desde altos cargos hacer cumplir los deseos de la cúpula del partido en la región o la capital.





Advertisements