Opinión sobre el metaverso de Facebook

metaverso% - Opinión sobre el metaverso de Facebook

Lo primero que hay que decir que Metaverso es un lavado de imagen de Facebook y para que no parezca tal pues Zuckerberg nos presenta un proyecto tan alucinante como mareante  que nuestra imaginación no es capaz de abarcarlo o comprenderlo en toda su magnitud. Lo que quiere el Ceo de Facebook es transferirnos la idea que Facebook va a evolucionar y dejar a las Redes Sociales como “el antes” y al   metaverso  como “el después” o al menos “lo próximo” en evolución.

Hasta ahora una red social era el puente para que personas físicas entre en contacto entre sí en el mar de internet, multiverso será el siguiente paso, será la escafandra para que una persona se sumerja y se funda con internet, es decir el avatar para que nos podamos fundir con el mundo virtual y digital pudiendo hacer allí lo que hacemos aquí. Metaverso lo pretende todo desde el contacto de dos personas por y para algo a una transacción comercial de algo por algo.

Las marcas  de las multinacionales tendrán que comprar este avatar o emularlo las más poderosas y fuertes capaces financieramente de poder tener uno propio como hará Facebook, pero claro este tipo de tecnología solo es alcanzable para empresas con una capitalización de un billón de dólares.

Todas las formas económicas, tendencias mercantiles, industrias de capitales, modas en todos los rangos de edad tendrán podrán converger en un entorno digital pero añadiendo el contacto físico. Un ejemplo ir a una entrevista de trabajo,  adquirir un producto de una empresa o vender una materia prima a otra viéndola, asistir a un concierto en directo pero estando en la otra parte del mundo, metaverso es digitalizar el mundo físico para convertir en físico el digital.

La evolución será alcanzar la máxima perfección posible, las herramientas del metaverso serán la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada estas tecnologías serán el corazón el cerebro será  humano asistido por la inteligencia artificial. Las proyecciones de todo esto son infinitas, y estamos descubriendo el fuego ahora, esto sería como si ponemos un avión  en la prehistoria y se  le da un paseo por el  mundo a los trogloditas humanos, les estallaría la cabeza simplemente por las posibilidades inmediatas que proporcionarían elegir desde arriba donde ir o de donde huir.

Es obvio que hay que hacer una nueva tecnología para atender a Metaverso y que no la podrá hacer Facebook tendrá que encargarla a otras empresas que den soporte y mantenimiento a sus sistemas cada vez más perfeccionados y complejos esto no va de años, va de décadas por delante, no vayamos a pensar como en el 2000 con internet que de tanto creer en su futuro derrumbamos  su presente  generando un colapso financiero global.

Obviamente todo el monte no es de orégano y hay aspectos positivos, tampoco vayamos a ver en la visión de Mark Zuckerberg una nueva religión con él de sumo pontífice y que si no comulgamos con sus postulados nos quedamos fuera de la masa, digamos que la “metaversificación ” trae consigo la deshumanización del individuo, su alineación y alienación, su adocenamiento, su control social completo, será un sistema totalitario (el metaverso de Facebook u otros metaversos que cohabiten con él) generado por el control de la información, la big data nos estará radiografiando cada vez que nos enfundemos la escafandra para hacer algo en la red.

Los desarrolladores del sistema metaverso estarán continuamente negociando paquetes de datos a demanda del que los solicite para su mayor y mejor impacto en el target que tenga previsto. Ejemplo empresa de productos accesorios  de cocina doméstica  pide a Metaverso personas que hablen de cocina y recetas, y cuando les proporcione el listado y a ese muy concreto listado teledirigirle la publicidad. Esto se hace hoy si, pero si en vez de un banner te dicen ven prueba esto para que tus pasteles te salga espectaculares y virtualmente te enseñan a hacerlo con su accesorio pues digo yo que compras vamos o que es más fácil vender.

Para esto claro las empresas tendrán que dedicar presupuesto para este tipo de tecnología digital, digitalizar lo que vendes para venderlo mejor no es lo mismo para el director de un hospital  ver un vídeo publicitario de un aparato de diagnóstico digestivo que entrar en la empresa y digitalmente usarlo de la mano del que lo hizo en realidad aumentada o virtual. Quiero decir que el dinero a ganar es como las expectativas que genera el metaverso. Quien invierta en metaverso ganará con metaverso y no toda ganancia es material , también está la emocional, la espiritual, la intelectual, la cultural.

Vamos a metaverso y entramos en contacto con un hotel  tres estrellas para reservar plaza  en una gran ciudad, nos recibe el conserje y nos enseña todo del establecimiento y luego con un mapa vamos a un restaurante famoso de la zona y reservamos mesa, vamos a un teatro y compramos entrada para una función, pillamos un bono bus para recorrer la ciudad ah y por supuesto el billete de avión ya estará también reservado desde el incio de la sesión, al finalizar solo clickamos en el pay y todas nuestras compras van a la caja del vendedor y a cada vendedor le llega un cargo de metaverso como comisión comercial , mejor aún , todo lo que esté en metaverso se podrá pagar con “metas” o “versos” la token de la empresa claro para así manejar mejor todo que es lo más próximo a la realidad que sucederá.

Lo dejo aquí para no aburrir el resto ya lo pone vuestra imaginación, pero como decía mi abuela piensen mal y acertarán, la cara B  de metaverso es la idiocia disfrazada de utopia. Recuerden por favor el mundo feliz o la isla de Aldous Huxley sociedades perfectas con sistemas aparentemente perfectos pero con su esencia podrida, en el mundo feliz había que tomar “soma” y en la isla “ambrosia” un narcotizador social para dejar a cero  el pensamiento crítico.

 

Advertisements