Humor salmón 1 de febrero

Este Pablo Iglesias  no se si es más Pablo que Iglesias o como decía mi abuela o  más listo que bonito, se ha convertido en un talibán o un travestido mediático-político donde por el día es un contertulio y por la noche un conspiracionista contra el sistema a la más antigua usanza. Hace escasos días nos decía para estupefacción de todos incluso para los propios morados que él ya no es político y podía decir la verdad, en la SER se muestra como intelectual tratando de quedar por encima siempre de una figura del PSOE (Conde)  como del PP (Margallo) para que queden sea como fuere por debajo de su nivel aunque diga atrocidades a caballo entre la idealidad, la estupidez y la realidad.

Es decir que nos arregla el país ahora que está fuera pero dentro del Gobierno estaba como pez fuera del agua, si, se ahogaba en los despachos, su saldo como gestor público fue penoso y para muchos ninguno. Y como la SER es una cadena de la casta a la que acude para hacer simplemente caja pues ahora quiere su propio medio y vuelve a pedir dinero para que se lo financien mientras su nivel de buena vida no deja aparentemente de ascender.

Ahora aparece en la campaña de Pablo Fernandez para los comicios de Castilla-leon cual Felipe González o Aznar, Zapatero o Rajoy en las campañas del PSOE o el PP porque él también como ex-político viene a patrocinar al aspirante al gobierno regional faltaría más, pues que se cuide Unidas Podemos en general y el aspirante en particular porque Pablo Iglesias no es no sume, eso no sería problema, es que resta.

Yolanda Diaz está aterrada que se le cuele en las próximas generales por aquí por allí ( recordad que él Pablo I le legó directamente su poder político a Yolanda Diaz cual Franco dejó de sucesor al emérito sin más mediación democrática que  su decisión escrótica ) y le haga   bajar intención de voto a  su frente amplio, pero claro falta por ver si Más País se suma, Compromís y los Comunes creo que si porque la pérdida de imagen pública en sus CCAA fuerzan a Oltra y Colau dar el salto a la política nacional para tener un papel más relevante porque lo normal es que nadie tenga mayoría y el precio que tenga que pagar Sánchez es reeditar un gobierno zombie que funcione dando la mitad de los ministerios a  Diaz y un talón a sus socios soberanistas cada vez que haga falta su voto.

Iglesias tiene una hemeroteca terrorífica que lo desacredita por completo como político profesional y como analista político a tiempo parcial ya como profesor si es como Juan Carlos Monedero mejor que no vuelva a la Universidad por higiene mental de los alumnos. Lo simpático es que ve fachas por todas partes, se cree el dique de contención de la ultraderecha en España y la ultraderecha le pasa por la derecha, por la izquierda, por encima y por debajo en todos los últimos comicios sean generales o regionales. A él le da igual él los insulta igual y se pasa por el forro al número de ciudadanos que representan los de Abascal.

En fin que ahora Pablo Iglesias es de todo un poco a tiempo parcial, su credibilidad es nula pero los medios se lo disputan. Y clin-clin caja.

Advertisements