Vemos el camino expedito para la energía, las commodities y el dólar en este 2022

Este año lo va  tener fácil salvo cambios de escenarios  a favor  de bolsas que ni están ni se le esperan por el momento, a excepción claro que Ucrania y Rusia sellaran la paz con un pacto o acuerdo de mutuo acuerdo satisfactorio para ambas partes que implica forzosamente que tienen cederse y concederse la una a la otra garantías de seguridad y futuro de estabilidad en la zona.

Eso si, a ver como le diría Alemania a EEUU que retoma de nuevo el proyecto nord stream porque  el resto represalias y sanciones se retirarían desde que se selle el pacto. Por el momento la Casa Blanca va  a colocar en Europa Crudo, Gas Natural, materias primas y productos agrícolas como si no hubiera mañana y además eso de “transgénicos no” nos parece que va a ser que no, que transgénicos si, y por supuesto el dólar al aumentar su demanda este ascenderá a niveles no vistos hace años.

Para EEUU se hace bueno el dicho de a rio revuelto ganancia de pescadores la vemos ganadora por activa y por pasiva, la bravuconada de Putin le está saliendo cara a Rusia y le está viniendo de perlas a la administración Biden, y si ya se levanta una alerta nuclear ni os cuento, a los fabricantes de armamento les entra dinero a espuertas, Alemania ya ha legislado comprar el 2% de su PIB en armas anualmente, eso es dinero a presión para la industria orientada al sector militar y de inteligencia terrestre, marina, submarina y espacial.

A ver a cómo se va a poner el Gas Natural y Crudo si nos lo tienen que traer desde EEUU en metaneros y petroleros, de gas a líquido para estibarlo y luego en destino de líquido a gas para distribuirlo. Ni pensarlo queremos.

En bolsas mal la renta variable, futuros sobre bonos y notas y principales frente al dólar incluidas las criptos. Siempre en este escenario de tensión, tragedia humanitaria  e inestabilidad geopolítica en el mundo. Esto siempre hay que recalcarlo porque como sabéis todo puede cambiar de una sesión a otra o en escasas horas.

Luego tenemos latente el problema de la inflación que con subir tipos no será suficiente ni por parte de la FED ni del BCE, si no van acompañados de acuerdos multilaterales de regulación de los precios por parte de los exportadores de energía vamos listos y embotellados, y claro, hasta los proveedores ordinarios van a subir los precios, Arabia Saudí, Emiratos y otros países africanos pues se valdrán de la ocasión salvo que se les ordene aumentar la oferta al mismo precio (que ya de por si es caro)  para compensar lo que nos proporcionaba Rusia.

28-de-febrero-rentabilidades% - Vemos el camino expedito para la energía, las commodities y el dólar en este 2022

Advertisements