Siemens Gamesa sigue descolgada del sector

Lo de Siemens Gamesa queda confirmado que no ha sido todo por un problema de corte sectorial de las renovables, recuerden que todas ellas tras un fuerte impulso alcista en el 2021 este llegó a cumbre en enero 2021 y a partir se ahí corrigió todo el sector tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

Pero las cosas han cambiado a mejor y el sector se ha girado al alza dando creemos sensación de haber hecho suelo, todas menos Siemens Gamesa así que no nos queda más que pensar que está sufriendo un movimiento telúrico corporativo, es decir que tiene problemas internos de distinta índole que le impiden recuperar como las demás y lo más grave amenaza su último suelo incluso.

Se hablaba de comprar la matriz más acciones de la fusionada Gamesa para como quien dice liquidar la parte española de la empresa con la que la alemana no parece comulgar.

El lío lo tienen montado entre sus actividades y objetivos mercantiles con  sus recursos humanos,  que no dan con la tecla para minorar las pérdidas, si segregar negocio o reducir plantilla, finanzas.com publica:

El nuevo CEO de la compañía eólica, Jochen Eickholt, comenzó su andadura en la empresa el pasado 1 de marzo bajo la lupa de un mercado reticente a su elección, y este jueves someterá a votación tanto su nombramiento como el de otros dos directivos, Francisco Belil Criexell y Andre Clark.

La junta de accionistas de la cotizada del IBEX 35 también buscará la aprobación de otros puntos relevantes, como la aprobación de sus últimas cuentas, o la reelección de Ernst & Young como auditor del grupo para el ejercicio 2022.

Y pese a que Siemens Gamesa no necesita de estos accionistas minoritarios para ratificar los puntos a tratar en la junta, la cúpula directiva a buen seguro respirará aliviada si, como parece, consigue un apoyo unánime a las decisiones tomadas por el consejo de administración.

La junta tuvo lugar ayer y hoy la empresa es la estrellada del IBEX, sus otros socios importantes son Norges Bank (que está de acuerdo con lo que se propuso en la junta)  y Blackrock entre ambas tienen un 5.5% de la compañía aproximadamente.

La posibilidad de una OPA por parte de la matriz es un rumor muy extendido en el parqué lo que no es un rumor sino una realidad mercantil es que la empresa ha emitido profits warnings (reconocimiento que no va a cumplir objetivos). Lo que es difícil de justificar es como no se vende más con perspectivas excelentes de negocio por la crisis energética actual y las facilidades de financiación de la UE.

Por el momento ni tocarla bajo su última aceleración bajista que la está llevando a último suelo de enero y febrero, vaya a ser que lo raje por precipitarnos. Si la rompe al alza compra con stops loss más claro que el agua.

 

Advertisements