Malhumor salmón 6 de abril

Estamos en pleno festival de la desinformación masiva en occidente con EEUU  tienen  mucho cuidado los medios  no salga  un cadáver tirado en el suelo tras un bombardeo selectivo o daño colateral y menos de un soldado. Las aberraciones que vimos en Iraq las conocimos por filtraciones particulares, si no son por ellas ni nos enteramos de escenas de un sadismo sin límite. O por los Wikileaks de Assange. O de tramas de corrupción y aprovechamiento de la miseria de una sociedad en ruina económica.

La “guerra contra el terror” se inauguró con la invasión de Afganistán un mes después de los atentados para buscar a su organizador, Osama Bin Laden, en una operación bautizada como Libertad Duradera y rebautizada en 2015 como operación Centinela de la Libertad. La guerra de EE.UU. en Afganistán, el conflicto más largo de su historia, ha terminado 20 años después de manera abrupta y humillante para Washington y sus aliados cuando los talibanes retomaron el poder el 15 de agosto. 

A la invasión de Afganistán siguieron la de Irak (operaciones Libertad en Irak y Nuevo amanecer, 2003-2011) y la operación Resolución Inherente contra el Estado Islámico (principalmente en Siria), que se inició en junio de 2014 y sigue abierta. 

Según el Pentágono, a fecha del 6 de septiembre todas estas guerras habían provocado 7.074 muertos entre su personal (militar y civil) y 53.283 heridos. Los últimos fallecieron en el atentado del Estado Islámico contra el aeropuerto de Kabul el 27 de agosto.

El Pentágono no lleva la cuenta de las bajas que sus operaciones causan entre los combatientes enemigos ni las víctimas entre la población civil. El proyecto The Costs of War del Instituto Watson de la prestigiosa Universidad de Brown (EE.UU.), intenta cuantificar todos los costes de la “guerra contra el terror”, y es una de las referencias más citadas por los medios estadounidenses. 

Según sus cifras, hasta agosto habían muerto entre 897.000 y 929.000 personas, en su mayoría civiles (entre 363.000 y 387.000).

Entre las víctimas se incluyen 14.874 soldados de otros países aliados y unos 300.000 combatientes enemigos; más de 8.000 contratistas privados de seguridad estadounidenses, así como 680 periodistas y 892 trabajadores de ONG.

Muchos más, asegura el Instituto, han muerto por las consecuencias indirectas de los conflictos, como el hambre o la falta de atención sanitaria. 

El coste en vidas se suma al de desplazados y refugiados. Unos 37 millones de personas han perdido sus hogares o se han convertido en refugiados a causa de las guerras libradas por EE.UU. tras el 11-S, según la misma fuente. 

Las guerras hay que pagarlas. Según The Costs of War, la “guerra contra el terror” ha costado al bolsillo de los estadounidenses 8 billones de dólares (6,74 billones de euros), calculados incluyendo los costes previstos para el año fiscal de 2022. El estudio incluye no solo los gastos del Departamento de Defensa, sino otros costes para el gobierno federal, como la atención a los veteranos.

FUENTE: RADIOTELEVISION ESPAÑOLA

Curioso los crímenes de guerra y de lesa humanidad  de Putin los vemos todos los días a todas horas ponen imágenes hasta donde  podemos contar hasta las desgraciadas víctimas que nos deberían hacer caer la cara primero de vergüenza y luego de rabia que esté sucediendo esto a la vista del mundo..

Pero hete aquí que cuando se trata de EEUU y los muertos que dejan en sus exportaciones del paz al mundo muy lejos siempre de sus fronteras, de muertos nada. Algunas imágenes sueltas , otras de impactos de misiles inteligentes certeros la milímetro.

En fin lo dijo hasta Trump a un periodista que llama a los miles de muertos en Iraq “errores” ….. a Putin directamente lo llamo criminal (que lo es oiga pero distintos Presidentes de los EEUU también)

En fin el gran @ferranmartin nos lo viñeta a la perfección … el que quiera información la va a tener que buscar por toda la red … porque de la prensa, radio y televisión solo llega lo que las agencias de noticias quieren que llegue a la población, lo justo para que todo el mundo sepa quienes son los buenos y los malos no haciéndose más preguntas por lo claro que lo dejan.

Advertisements