El sentimiento de la masa no ha entrado en pánico “por el momento”

Mientras a finales y principios de año el mercado americano hacia máximos el sentimiento de la masa lo catalogábamos como neutro e incluso miedos dado que no era concordante o disonante cognitivamente exactamente según nuestros términos un mercado en techo con un sentimiento alcista  entre el 25% y 33%  en el último mes hasta que se produjo el mismo.

Ahora nos encontramos en el polo opuesto, un mercado volátil que ha descendido un 18% desde  máximos de enero y el sentimiento alcista esté a un 24.3% es decir el mismo que la semana pasada con un alcista por cada 4 partícipes del mercado.

¿Qué inferimos de la encuesta de esta semana? pues nada bueno, aunque claro el rebote se pueda producir en cualquier momento por cualquier razón,  porque con un casi 25% de alcistas al mercado le cabe un buen rejo de mercado  a la baja antes de llegar o perforar el 15% de bajistas podríamos ver 40%-45% de VIX y 15-14-13 de indicador miedo. Por lo tanto la lectura no es buena porque no delata que aún no hay pánico completo, VIX e INDICADOR MIEDO CNN dicen que hemos cruzado el umbral pero el sentimiento de la masa dice que puede aguantar otro tramo de caída.

Lo malo no es que se produzca ese tramo de caída que si es rápido nos viene de perlas que todo cuadre para comprar, lo malo es que haga ese rejo bajista que le podría faltar al mercado pausada y lentamente, eso es malo porque si los indicadores de sentimiento citados no se ponen los tres a chirriar de tensión bajista no vamos a poder entrar al mercado como en otras ocasiones.

Con sinceridad el dato nos decepciona porque esperábamos una bajada al 15% dado como está el mercado de malo y peligroso, un 24% nos dice “quietos parados” si tenemos intención de entrar.

Además otra cosa “importantísima” ¿os habéis percatado que los telediarios generalistas  no dicen “ni mu” sobre las caídas recientes de mercados y bolsas tanto de renta fija o variable, ni de criptos ni nada concerniente a lo mal que estamos financieramente? hasta que no sea portada de telediarios para nosotros de suelos nada por eso preferimos que si hay que bajar más que se baje por la vía del esparadrapo seco, fuerte y del tirón. Lo que tenga que ser sea pero como la muerte , de forma rápida e indolora.

Luego vemos a los bajistas que en vez de subir ya que han tenido una semana buena donde ellos han tenido el poder del mercado van y bajan cuatro puntos porcentuales y los neutrales en vez de bajar por fuga hacia bajistas suben casi seis puntos. Pues eso amigos/as/es que de pánico completo nada, así que tanto se puede rebotar como seguir cayendo en vertical.

Advertisements

1 comentario

  1. No hay que descartar que el mercado nos esté enviando señales de que estamos ante un cambio de paradigmas, que no podemos confiar en lo que nos diga la AAII ni lo que nos digan los MACD u otros indicadores del siglo pasado…

    Bajar ya tocaba, ésto está claro.
    Las bolsas se han mantenido autistas ante muchos episodios en los últimos años como el trumpismo, las guerras arancelarias entre USA y China, el Brexit etc.

    Incluso con la pandemia, las bolsas recuperaron toda la caída de Febrero 2020 al cabo de 3 meses.

    Ahora se ha juntado el conflicto en el Este de Europa , la inflación, la subida de tipos, el fin de las compras de activos por parte de los bancos centrales y una previsible recesión a la vista.

    Si en vez de juntarse éstos cisnes negros hubieran pasado uno tras otro en espacios de 6 meses, a lo mejor las bolsas seguirían subiendo.

    Al haber pasado casi todo a la vez, igual éso ha sido la puntilla para los mercados y un buen pretexto para deshinchar el gigantesco globo que se había formado en las Bolsas.

    Pero de momento se trata solo de éso, de deshinchar el globo.
    Aún no se ha roto nada, por tanto es una corrección.

    Si en vez de deshinchar el globo deciden pincharlo ( perforar soportes de Marzo 2020 ), allí sí que podríamos hablar de un cambio de tendencia y de un mercado bajista a medio plazo.

Los comentarios están cerrados.