Musk y Ford ¿vidas, éxitos y errores paralelos?

Ambos magnates automotrices construyeron compañías dominantes. Ambos se convirtieron en celebridades mundiales. Ambos se lanzaron de cabeza a otras actividades. Uno perdió su ventaja. Hasta aquí.

Mientras Elon Musk intenta agregar el gigante de las redes sociales Twitter a su imperio en expansión, parece un poco ocupado. Cuando no está iniciando y comprando empresas complejas, habla sobre la libertad de expresión, las criptomonedas, la inteligencia artificial y, bueno, casi todo.

El magnate de los autos eléctricos está desarrollando un extraño parecido con otro visionario automotriz: Henry Ford. Eso no pretende ser un cumplido . Si Musk sigue cortejando a las celebridades y persiguiendo empresas paralelas, el riesgo es que Tesla, la compañía que lo convirtió en un nombre familiar, caiga de su posición principal tal como lo hizo Ford Motor Company en la década de 1920.

Seguir leyendo en Bloomberg , quien no aprende de la historia está condenado a repetirla se sea gobierno , empresa o persona.

 

 

Advertisements