Dos noticias cortas de mucho interés

EEUU está empecinada en sangrar a Rusia con el pretexto de expiar su invasión a Ucrania, la quiere sacar del mercado de Deuda internacional  con artimañas de muy baja catadura, porque Rusia se habrá convertido bajo la batuta de Putin en una dictadura pero es una dictadura que tiene dinero para pagar a sus acreedores declararla en Default por querer pagar en rublos al igual que quiere cobrar en rublos su energía. Al cambio el rublo se ha revalorizado frente al dólar en la actualidad, a lo mejor lo que tiene miedo EEUU es que Putin le gane por la mano y el rublo se revalorice aún más. Si EEUU no deja pagar a los vencimientos de la deuda rusa a ver qué pasa con los tenedores de esos bonos que quieren cobrar el tipo interés pactado o la devolución de su nominal invertido ¿ que no cobran por decisión de la Administración Biden? ¿ y qué se supone que tienen que hacer con los bonos rusos los bonistas?

 

El presidente de España, Pedro Sánchez ha dejado estupefacto a todos los españoles al señalar como España puede ser una potencia económica. Todavía se ríen en Davos por las promesas de España de liderar conexiones del gas y chips. En 2019 frenó las ayudas para poder exportar gas, y ser una alternativa a Rusia. El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, considera que el sur de Europa, y España en particular, tienen las capacidades necesarias para dar respuesta a la escasez de suministro de gas procedente de Rusia. Sánchez resaltó la alternativa a esa carencia de gas ruso en una entrevista en la CNBC con motivo de su participación en el Foro Económico Mundial de Davos. El jefe del Ejecutivo, que aseguró que los fundamentos de la economía española son fuertes, a pesar de los últimos avisos de Bruselas, y puso como ejemplo de ello que espera crecer un 4,3% en 2022 y ya hay 20 millones de personas trabajando, reconoció los efectos adversos de la guerra en Ucrania. “Estamos encarando con optimismo el futuro sobre la economía española”, ha afirmado.

Sánchez tiene la técnica de hablar en presente como si el mejor de los futuros va a llegar la semana que viene porque claro así oculta nuestra penosa realidad que estamos soportando con su Gobierno.

Advertisements