Eli Lilly y la piedra fisofal, perdón,inyección anti-obesidad

En occidente y por el culto al cuerpo muchos están dispuestos a matar por estar en línea y que les quede bien todo lo que se pongan, ahora igual no hay que matar, sino pagar, el fármaco de Eli Lilly está dando buenos resultados y podrían estar en el mercado sanitario con todas las licencias en poco tiempo. Eso si nadie lo flipe demasiado, la seguridad social no lo cubrirá, será muy caro y tiene efectos secundarios no graves pero los tiene. El kilo perdido va a salir bastante caro. Aunque muchos darían lo que fuera por quitarse el 20% de su peso de encima y nunca mejor dicho. Por otro lado la obesidad es la principal  pandemia occidental.

La tirzepatida, desarrollada por la compañía farmacéutica estadounidense Eli Lilly and Company (Lilly), es una inyección semanal que promueve la pérdida de peso al imitar los efectos de las hormonas naturales llamadas incretinas. Estas hormonas reducen el azúcar en la sangre después de comer, además de regular los procesos metabólicos relacionados con la digestión.

 La dosis más alta (15 mg) provocó que los participantes bajaran su peso en un 22,5%

 El fármaco es una combinación sintética de dos incretinas particulares, llamadas GLP-1 (péptido similar al glucagón-1) y GIP (polipéptido insulinotrópico dependiente de glucosa ). La GLP-1 es la base del medicamento contra la diabetes semaglutida, que fue aprobado en los Estados Unidos (EEUU) como la fórmula para reducir masa corporal en 2021.

 Los investigadores reclutaron a 2.539 participantes con sobrepeso u obesidad (con una comorbilidad relacionada con el peso pero sin diabetes tipo 2). Y los participantes recibieron la inyección de tirzepatida durante 72 semanas, junto con las indicaciones para seguir una dieta baja en calorías y aumentar sus niveles de actividad física.

¿Qué se observó en el estudio?
La tirzepatida se administró en una de tres dosis diferentes (ya sea 5, 10 o 15 miligramos en la inyección semanal), pero los tres grupos experimentaron niveles significativos de pérdida de peso durante el transcurso del estudio.

 Con la dosis más alta (15 mg), los participantes vieron reducciones de peso en un 22,5% de su masa corporal (24 kg), mientras que la dosis de 10 mg logró una pérdida del 21,4% (22 kg), y la dosis de 5 mg, del 16% (16 kg). En comparación, el grupo de placebo perdió solo el 2,4% de su peso corporal (2 kg), según el estudio.  FUENTE

Técnicamente Eli Lilly está intratable al alza pero a juzgar por sus divergencias es más producto de que no la venden o retienen el papel de que le esté entrando dinero a mansalva. Reiteramos el tratamiento con estos inyectables será caro, muy caro.

 

Advertisements