Ezentis va a tener que re-encarnarse otra vez

Radiotrónica, Avanzit, Ezentis y mucho nos tememos que tenga que cambiarse de razón social otra vez para cambiar el nombre y no la asocien con la ruina negra de sus inversores muchos desde que era Radiotrónica o de aquellos de la era Tallada, eran tiempos donde hervía en los foros, todos los días habían todo tipo de chismes para calentarlo con rumores que se filtraban presuntamente desde la empresa que siempre alguien hacía suyos y daba un objetivo con su argumento y todo para que quien no comprara se sintiera estúpido. Hizo más daño esta gente que la empresa misma a sus inversores.

Ezentis ha confirmado a la CNMV que el pasado 19 de mayo presentó una solicitud de apoyo público temporal por un importe de 70 millones de euros. En la actualidad la solicitud se encuentra en proceso de análisis por la Sepi. 

El grupo de telecomunicaciones solicitó la ayuda pública prácticamente en el tiempo de descuento. Hay que tener en cuenta que el próximo 30 de junio expira el fondo de 10.000 millones creado en 2020 por el Gobierno de Pedro Sánchez.

Jose Elias demandó al anterior Consejero Delegado  por administración desleal sus resultados peores que los del primer trimestre unido a la cotización del valor que no abandonaba mínimos y los que lo venimos analizando periódicamente sabíamos que no estaba para sustos de bolsa y el susto ha llegado e igual para quedarse más tiempo que el de una simple corrección técnica.

Imaginamos que la SEPI hará la cuenta de la vieja sin complicarse la vida, va a mirar que sale más barato pagar el rescate o pagar a los despedidos el paro, si sale más rescatará y si sale menos dirá que no, que la empresa no es viable ni solvente para encarar ningún tipo de futuro y san se acabó. Por el momento ha entrado en caída libre y mínimos absolutos de la serie. Como empresa nos tememos que el valor de Ezentis sea cero y a estos precios este sobrevalorada, pues tiene tantas ampliaciones que vaya usted  valorar esta empresa.

La empresa fracasó en su aventura latinoamericana y brasileña , tuvo que hacer una emisión de bonos convertibles por casi 20 millones de euros en pleno covid y desde ahí no levanta cabeza, solo rebotó pero no tardó en hacer la vuelta bajista.

Hoy cae un 20% y queda a la espera de lo que decida la SEPI , es decir que si la rescata , seremos los españoles quienes  sostengamos al valor cotizando con una probabilidad del 99% de que no devuelva tal rescate y tengamos probablemente que volver a rescatarla. Se debe rescatar lo viable, lo que puede justificar un valor por libros suficiente como para en el peor de los casos poder ejecutar la deuda en su momento al quedarse el Estado con sus activos y venderlos en pública subasta.

 

 

Advertisements