Robin hood, una tomadura de pelo al inversor

Es lo que toca cuando hay grandes momentos de bolsa, salen empresas a cotizar al mercado con más o menos un bagaje anterior  seductor, el bróker de Google Robin Hood parecía la panacea del sector o el paradigma de una nueva concepción de la intermediación financiera donde la comisión dejaba de ser el negocio principal para serlo la big data que dejaban tras de si la operativa de clientes altamente ludopatizados, e incluso teledirigidos desde RRSS para hacer operaciones sobre valores memes, atacar en masa todos los pequeños para derribar a los grandes y otro tipo de operativas que dejarían pingües beneficios , reiteramos no por las comisiones, esas se regalan, sino por los datos que el adminstrador del broker podría vender a terceros.

¿Qué datos? pues de todo aparte de los personales .. grandes saldos, acciones predilectas, tipo de operativa, intensidad operativa, volumen dinerario, apalancamiento, donde están sus stops de compra o venta,  todo eso a cambio del regalo de la mísera comisión que otros cobran.

Pues no les ha salido bien, bueno si, les ha salido de p… m…. a quien le salió mal fueron a sus inversores que de máximo a precio de ahora cae un 90% en menos de un año.

Eso si, ahora la verdad es que si hay que hacer algo es comprar ..

 

 

Advertisements