Ryanair y Easyjet tienen tan mal sus gráficas bursátiles como sus imágenes corporativas

No es de recibo el comportamiento de la aerolíneas de bajo costa Ryanair y Easyjet estos días donde con sus huelgas (por justas y justificadas que estén) han destrozado los planes de miles de viajeros con sus respectivas perjuicios personales y económicos, se han cancelado vuelos estando el viajero en el pasillo de embarque, que esto esté pasando a día de la fecha con total normalidad es una anormalidad jurídica que no se le debería permitir a ninguna empresa sin la sanción correspondiente para indemnizar a sus clientes.

Si el personal se va a poner de huelga sea de tierra o de cabina o de pilotos o de todos a la vez se tiene primero que informar al pasajero con tres día de antelación aparte de devolverle el dinero primero que nada a la cuenta de origen del pago por el trayecto, es que se comenten varios delitos el primero de no avisar, el segundo el de retener importe y tercero producir perjuicio de todo tipo del cliente.

El personal de aerolíneas de las que sean están muy acostumbrados a ejercer presión en los días de máximo volumen de servicio de estas compañías para que sea el pasaje quien el sirva de caja de resonancia o amplificador de sus amenazas. Ante huelgas salvajes sanciones salvajes justas y proporcionales al daño que hacen al consumidor, en otros aeropuertos ya no es por cuestión de huelgas el caos en el tráfico de pasajero de un punto a otro simplemente es por falta de personal, los despidos se produjeron desproporcionadamente, es decir se puso en la calle a mucha gente rápidamente y han vuelto muy lentamente creando un agujero de capacidad que colapsan aeropuertos internacionales, porque claro uno no puede hacer el trabajo de cuatro y las empresas en vez de retornar a los tres que faltan contrata uno y claro el problema persiste.

Entre el incremento de precios  que se va a sufrir en los distintos lugares y sobre todo habituales y las gamberradas en los aeropuertos por incumplimientos varios en los horarios de vuelos  para quienes tengan la fortuna de poder ir de vacaciones estas se pueden convertir en un suplicio que podría afectar al mes de agosto, estamos como en el Transporte que si hace huelga fastidia al agropecuario, el de la aerolíneas hundiría al ocio, hostelería y regiones más visitadas en verano.. Es decir pagarían justos por pecadores pero los justos siempre somos los mismos.

Le hemos echado un vistazo técnico a EASYJET Y RYANAIR y lo que vemos no nos gusta lo más mínimo. Easyjet se quedó a mucha distancia de sus niveles precovid y desde la primavera del año pasado viene descendiendo incluso acelerándose a la baja, cerró el viernes en mínimo de marzo 2020 es decir ha hecho una figura de vuleta completa de nuevo.

RYANAIR está en mínimos de octubre 2020 pero aún le faltaría la vuelta bajista completa, vamos y  si la hace es que las demás aerolíneas habrán perforado tal nivel, marcó el viernes mínimos anuales doble el 2022 y 2021, trató de recuperar rango lateral perdido pero la EMA 200 la pateó a la baja en las dos ocasiones que trató de recuperarla.

Las dos muy feas, no podemos decir que no alegramos por sus inversores pero si por sus gestores, y lo dicho cuidado con estas dos líneas que son las punteras del low-cost y transportan mucho volumen de pasaje, pasaje que tiene como destino preferente España.

Por cierto noticia fresca: La tripulación de cabina de Ryanair con sede en España planea hacer una huelga de 12 días este mes para exigir mejores condiciones laborales, dijeron el sábado los sindicatos USO y SICTPLA. Festival del caos en los servicios de atención al cliente de la compañía. Esto de pillar vuelo y hotel va a ser un suplicio y los clientes por su seguridad van a tener que dejar de lado los vuelos low cost por baja fiabilidad de cumplimiento del billete pagado, porque eso si tienen, para cobrar lo antes posible, para devolver tarde mal y nunca.

Además, la tripulación de cabina de easyJet con sede en España  está en huelga durante nueve días este mes por salarios más altos. La aerolínea canceló cinco vuelos desde España el sábado.

Y además el 30% de los que pensaban irse de vacaciones desisten por la inflación en España.

Advertisements