La inversión de la curva de tipos sigue marcando recesión inminente

La inversión de la curva de tipos sigue marcando recesión inminente

El rendimiento del Tesoro a 2 años se disparó el miércoles, mientras que su contraparte a 10 años cayó, lo que llevó la llamada inversión entre los dos a su nivel más alto desde 2000. Muchos en Wall Street ven las inversiones de la curva de rendimiento como señales de que se avecina una recesión. el horizonte.

El bono a 2 años, que es más sensible a los cambios en la política monetaria, se negoció más de 9 puntos básicos al alza, en torno al 3,138%. Mientras tanto, la tasa de referencia a 10 años cayó casi 4 puntos básicos a 2,919%. Los rendimientos se mueven inversamente a los precios, y un punto base es igual a 0,01%.

 Esos movimientos se produjeron después de que el gobierno de EE. UU. dijera que el índice de precios al consumidor subió un 9,1% año tras año en junio. Eso está muy por encima de una estimación de Dow Jones de 8,8% y marcó el ritmo más rápido de inflación desde noviembre de 1981. También se sumó a las preocupaciones de una política monetaria aún más estricta de la Reserva Federal.

Michael Schumacher, de Wells Fargo, dijo que los futuros de fondos federales comenzaron a cotizar con un alza de tasas de más de 75 puntos básicos para este mes luego de la publicación del informe.

El IPC subyacente, que excluye los precios volátiles de los alimentos y la energía, subió un 5,9%, en comparación con una estimación del 5,7%.

“El núcleo avanza a un ritmo aterrador”, dijo Michael Schumacher de Wells Fargo. Dijo que los futuros de los fondos federales ahora están valorando un aumento de la tasa de 81 puntos básicos para julio. Eso indicaría que algunos en el mercado esperan un aumento de la tasa de la Reserva Federal de más de 75 puntos básicos.

“Con un núcleo funcionando tan fuerte, la Fed no puede ignorar eso. Este es un mal número”, dijo.

FUENTE : CNBC

Los planetas se están alineando: alto nivel de aversión al riesgo, expectativas de crecimiento a la baja, inflación tan salida de madre que la FED se puede plantear subir un 1% lo tipos este mismo mes, bolsas muy cercanas a mínimos anuales y muchos nervios en el inicio de la temporada de resultados del segundo trimestre. Todo esto sumado genera una atmosfera muy negativa para los mercados financieros pese a la recogida de los precios de las commodities. Solo el dólar está imperial pero claro un dólar alto favorece las importaciones y perjudica las exportaciones. Biden va a tratar de convencer o atraer a Arabia Saudí para que satisfaga sus intereses en el mercado del crudo y al menos quitar de en medio a uno de los componentes de la ecuación más inestables. Los EEUU quieren mucho más crudo y gas en la eurozona para poder abaratar el suyo, está exportando como nunca pero claro el beneficio se lo llevan las empresas y los ciudadanos ven como en el surtidor los precios por litro son históricos, tanto que si siguen así la Casa Blanca ordenará la retirada total de impuestos al combustible para los estadounidenses.

Fijaos como el interés de la deuda pública a 2 años se paga al 3.1485% y la de 10 años al 2.935% lo que implica una altísima presión en el interés a muy corto plazo por lo que subir un 1% los tipos la FED este mismo mes pasa a ser descontado por el mercado de interés de la deuda pública, y ojo que lo mismo pasa a 6 meses donde se paga más que diez años. Más claro el agua. La tensión de tipos a corto plazo es enorme y esta inversión de la curva ya sabéis que es como el banderazo de salida a un rally bajista. Pero cuidado, también llevan con este tema ya más de unos años y la economía estadounidense no dobla la rodilla, y si cae se levanta rápidamente. Lo que pasa es que antes estaba la red de la FED , el Tesoro y la Administración , ahora ya los mercados de renta variable no tienen red dado que se acabó la política acomodaticia y de estímulos y no se va a volver a chutar liquidez en vena a los mercados para que estos sigan ascendiendo. Se vive el proceso contrario en el cual la FED reduce su balance y sube tipos para luchar contra la inflación.

Advertisements