La denominación de la divisa en la que invertimos en un país es importante y determinante

La denominación de la divisa en la que invertimos en un país es determinante

Cuando operamos entre mercados y bolsas occidentales el efecto divisa es tolerable si va en nuestra contra y si va a favor no nos hace tener tampoco un diferencial destacado en términos medios a medio plazo.

Pero cuando observamos la diferencia con la divisa local pues saltan paradojas como la  turca, en su divisa la subida desde mínimos del covid no ha sido solo brutal y muy superior al resto de renta variables sino que además en este momento está en subida libre a un 170% de los mínimos de marzo 2020 y como decimos subiendo.

Sin embargo haber entrado tanto en Euros (usamos el índice MSCI TURKEY EUR NET)  como en Dólares (usamos el ETF TUR de Ishares porque no teníamos versión dólar del índice) habría sido un rotundo fracaso, el precio estaría un 12% por arriba del nivel marzo 2020 y un poco más sobre el 15% en dólares.

Otro caso podría ser Argentina que tiene un índice que parece un cohete en moneda local y en el MSCI ARGENTINA  pues hace un suelo durmiente. Esto nos hace recapacitar sobre el precio y el valor, cotizaciones altas en bolsas fuera del primer mundo con una paridad altamente volátil  con el dólar o euro pues no tiene una traducción a plusvalías reales si tenemos un bolsa de los emergentes que en divisa local haya subido un 200% pero haya tenido una  fuerte devaluación real contra el euro/dólar implicará que lo subido por tal bolsa es más falso que un euro de madera.

Para el mismo turco o argentino si dobla la inversión pero su moneda es hundida por la inflación el valor le arruina la plusvalía, además es hasta lógico que en divisas con fuerte devaluación su selectivo nacional tenga subidas verticales que nada tengan que ver con la realidad ni de la economía ni de los mercados.

Por eso la inversión en países emergentes debe ser realizada en dólares porque nos va a ofrecer un cambio estable y real en cuanto a la revalorización o perdidas que obtengamos y así nos evitamos tenernos que comer la devaluación de la divisa.

 La tasa anual de inflación de Turquía alcanzó casi el 80% en junio, la más alta en 24 años. Pensad que en España roza el 10% y ya supone un caos para la familia media. Los precios al consumidor aumentaron allí un 78,6% con respecto a 2021, impulsados ​​por el aumento del coste de los alimentos (+100%), transporte (+123%) y bebidas (+93,93%), según datos del Instituto de Estadística de Turquía. El aumento mensual es de un insólito 4,95%.

Si ya nos parecen cifras desastrosas, los economistas del país aún creen que la tasa real de la inflación es de casi el doble que la cifra oficial del gobierno por los recientes aumentos en los precios del petróleo y el gas  FUENTE

En Argentina la inflación acumulada en los primeros 7 meses del año fue del 62 %, mientras que la tasa interanual (julio 2021-julio 2022) se ubicó en el 139 %, según las cifras del OVF. Así, la tasa de inflación de julio, de acuerdo con la data del observatorio, es la cuarta más baja en lo que va de año. FUENTE

Conclusión : como podéis documentaros en las fuentes de los extracto qué vale que una bolsa en divisa local tenga plusvalías estratosféricas si padece de hiperinflaciones que dejan el valor del dinero próximos a la nada.

Advertisements