Si tienes que llorar por ti Argentina

Si tienes que llorar por ti Argentina

El país hermano argentino pasa por unos momentos(bueno décadas) muy  dramáticos y están pasando desapercibidos aquí en Europa y digo hermano porque gentes como las gallegas y canarias saben mucho de ella porque allí hicieron país en lo material y en lo humano  como en Venezuela y Cuba cuando eran potencias económicas mundiales.

Pero el azote de las dictaduras militares fascistas y las locuras populistas llegaron  a tal paroxismo en latino-américa que las empobrecieron hundiendo su economía con medidas contrarias a la racionalidad más básica para el crecimiento, vendían cantidades ingentes de recursos minerales, energéticos y agrícolas  a precios de auténtica risa que eran procesados en Norteamérica y luego llegaban de vuelta en una simple lata de conservas cientos por cientos más caro, aparte de exportados al resto del mundo claro con unas ganancias brutales.

En toda sudámerica las oligarquías económicas tenían comiendo de la mano a los poderes políticos y estos legislaban a su dictado, a los políticos se les untaba convenientemente y EEUU funcionaba como una aspiradora de México hasta la Patagonia obteniendo enormes riquezas. Luego llegaron movimientos libertarios pero claro, liberaron países de las garras del caciquismo y el latifundismo pero el pueblo vio como acto seguido los libertadores se convirtieron en dictadores porque el precio por  liberar a pueblos como el cubano de Batista, al Nicaraguense de Somoza, al Venezolano Perez …  era que estos libertadores se quedaban con el país para siempre ya que ellos eran el pueblo, la libertad y la verdad  ¿para qué la falsa democracia occidental?, a la vuelta de un par de años los antiguos caciques eran sustitidos por gente del Partido del Gobierno que trajo la liberación o la revolución.

Y como el Poder absoluto corrompe absolutamente países ricos los convirtieron en la finca de un nuevo amo , el estado  que se ha venido pudriendo cada vez más con unos poderes políticos unos por herencia y designación y otros por urnas previamente amañadas para fingir una democracia inexistente . Las dictaduras militares y populares se fueron sucediendo en todo la parte sur del continente americano y como langostas dejando prados en desiertos y ahora no hay más que miseria donde no existe una clase media social y económicamente cohesionadora, solo masa proletaria y los miembros del partido aparte de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado convenientemente pagados para mantener el sistema.

Afortunadamente esto ha ido cambiando en los últimos tiempos y América latina evoluciona a mejor y es consciente que debe industrializarse vendiendo mejor sus recursos a precios más justos de mercado. Pero los populismos acechan , igual que las falsas sociales democracias que venden en la zona partidos que lo que persiguen es llegar y quedarse en el poder per secula seculorum. Cuando ganan elecciones lo primero que hacen es tratar de cambiar las Constituciones para poderse “amañar” la estadía longeva en el poder.

Vamos al caso concreto de Argentina,  tras la dictadura militar argentina en 1946 hubieron golpes de estado en Argentina unos tras otros porque la clase política era incapaz de manejar la situación y los militares aprovechaban la ocasión para encaramarse en el poder para ejercerlo a su dictado.

En 1983 acaba la dictadura militar , bueno de aquella manera, poniéndole una venda a la diosa justicia para que los militares se retiraran del poder a cambio de su impunidad en miles de crímenes. LLegó Alfonsín desde él, todos lo hicieron mal unos menos mal que otros pero todos mal y por este orden llegaron: Menem, De la Rua, Duahalde, Kichner él, luego su mujer Cristina, Macri y Fernández, como digo a cual peor para el país con sus respectivos gabinetes que solo estaban en el gobierno para satisfacer intereses creado de terceros o hacer experimentos económicos que fracasaron todo a la vista de sus resultados en dos indicadores fundamentales para leer la gestión pública de un país: LA INFLACIÓN Y LA DEVALUACIÓN DE LA MONEDA, porque una cosa es que la inflación baje el poder adquisitivo de la moneda local y otra es que la moneda local se hunda con respecto a divisas internacionales, es como si España tiene un 10,8% de IPC y encima el euro se cae un 40% frente al dólar por ejemplo. En Argentina ha pasado esto pero a lo bestia.

Fijaos en el desastre tan grande desde enero 2005 el Peso argentino se devaluado frente al dólar un 98%, tremendo…. tremendo …

La siguiente tabla muestra la cotización histórica de las diferentes monedas de Argentina expresada en unidades de moneda local por dólar estadounidense.

Enero de 1970 – mayo de 1983: Pesos Ley (eliminación de 2 ceros, 1 peso ley = 100 pesos moneda nacional)
Junio de 1983 – mayo de 1985: Pesos Argentinos (eliminación de 4 ceros, 1 peso argentino = 10.000 pesos pesos ley)
Junio de 1985 – diciembre de 1991: Australes (eliminación de 3 ceros, 1 austral = 1.000 pesos argentinos)
Enero de 1992 – enero de 2002: Pesos Convertibles (eliminación de 4 ceros, 1 peso convertible = 10.000 australes)
Enero de 2002 – presente: Peso (no hubo eliminación de ceros, solo el fin de la convertibilidad con el dólar estadounidense)

Cotización actual de referencia $134,5447 comparadlo con 1,0014 de diciembre 1999 donde 1 peso era 1 dólar, ahora para tener ese dólar tendría que equivalerse a estos 134,5447 pesos, es decir 13.000% de depreciación del peso con relación al dólar  obviamente proporcionada por inflaciones elefantiásicas, hablamos solo de de este siglo.

Vean la variación dólar con relación al peso solo desde 2011

DATOS INFLACION ARGENTINA

Desarrollo de las tasas de inflación en Argentina
La tasa de inflación en Argentina ha oscilado entre el -1.2% y el 3,079.8% en los 39 últimos años. Se ha calculado una tasa de inflación del 53.5% para 2019.

Durante el período de observación de 1980 a 2019, la tasa media de inflación fue del 215.4% anual. En conjunto, el aumento de los precios fue del 111,573,441,219.73 %. Una artículo con un coste de 100 Peso en 1980 se calculó en 111,573,441,319.73 Peso en comienzos de 2020.

En junio de 2022, la tasa de inflación con respecto al mismo mes del año anterior fue del 64.0%.

 

La inflación y la divisa son indicadores indiscutibles  de la gestión pública de un gobierno , el PIB y el PARO son variables que le competen más al sector privado dado que el sector público no tiene por misión el crecimiento ni el empleo aunque la Administración obviamente ya es un agente social más dado el número de empleos y empleados que tiene a su cargo.

Así pues con estos datos estadísticos que Argentina no vuelva a estar sumida en una dictadura probablemente sea porque los militares estén muy bien pagados, un pensionista medio en Argentina gana unos 266 dólares. El salario promedio de los 6 millones de trabajadores registrados del sector privado en Argentina es de 961,31 euros. Argentina es uno de los países con mayor empleo público de latinoamérica.

Concluyendo Argentina es desgraciadamente está en una cloaca financiera  con su sistema político y económico totalmente corrupto donde se usa el impuesto como arma social para atracar a los ciudadanos para poder mantener la función y cobertura pública más un sistema de pensiones que incluso este pende ahora de un hilo porque está en un nivel donde el ministro de economía va a crear un impuesto a los ricos para que aporten extraordinariamente al sistema de pensiones público argentino,  y ya sabéis  lo que sucede cuando se grava a los ricos, exacto ,que pagan los pobres.

Lo hilarante es que se creó otro impuesto a los ricos para que “arrimasen el hombre” frase literal de su Presidente (os suena verdad) para la lucha contra el  COVID19, obviamente cuentos chinos, los impuestos los pagan los argentinos donde ya no saben realmente lo que es nominal y lo que son impuestos porque pagan cascadas de tributos por todo tipo de conceptos que en Europa serían inadmisibles socialmente, pero allí son eso , pistolas al ciudadano para sacarle su plata y poder sostener un leviatán que se los acabará comiendo.

Un país con más ganado que habitantes y con unos recursos propios que podrían tener a los argentinos a la altura de los principales países europeos, los tiene sumidos en el hambre, la indigencia y la necesidad permanente en un porcentaje indecente de la población, amén de una presión fiscal draconiana donde en muchos productos y servicios son más caros los impuestos añadidos que el servicio o bien. Ejemplo un billete avión, cobran más por los impuestos que por el viaje y así miles de ejemplos surrealistas, el pan de cada día en Argentina.

Argentina necesita un gran reset, ese gran reinicio del que hablan, retirar al sistema político del poder e instalar un equipo de gestión pública, lo que se conoce por tecnocracia para podarlo todo y tratar de que este país resurja de sus cenizas pudiendo elegir entre dolarificar o euroficar el peso argentino que no vale ni para papel higiénico.

Si no se opta por el camino de la tecnocracia la próxima vez asistiremos a su misa de Réquiem porque en la dirección actual va rumbo a la bancarrota/bailout, bueno técnicamente lo está ya, la mantienen con respiración asistida el FMI y el Banco Mundial.

En Argentina está calando el filosofía Milei, un utraliberal que al menos aporta soluciones creíbles y sostenibles pero claro, implica la subversión del sistema político argentino y eso el resto de fuerzas no lo permitirían y de ganar los próximos comicios sus proyectos legislativamente sería inviables, pero como digo, aporta soluciones extraordinarias a problemas extraordinarios. El resto de políticos en el país se ahogan en sus heces retóricas que solo tratan de poner una tirita donde hay brechas hemorrágicas. Milei es un ultraliberal de acuerdo pero es que en esta doctrina está basada la tecnocracia.

Un país tiene que generar riqueza para poder disponer de un estado del bienestar social y de derecho, sin riqueza no hay más que miseria a repartir,  si una oligarquía o plutocracia como pasa en Nicaragua, El Salvador, El Ecuador, Brasil, Cuba, Venezuela, Argentina es la que gestiona realmente los pilares del PIB este grupo social elitista tenderá a apropiarse la riqueza del país aparte de la obvia vía económica por la vía política, gobernando directa o indirectamente ellos, eso si, en el nombre del pueblo y para el pueblo.




Un ejemplo cotidiano de la sordidez del sistema financiero argentino que permite el gobierno con total impunidad, como veis todo vale para asaltar al ciudadano y sacarle su plata.




 

Advertisements