El cara a cara electoralista de Sánchez y Feijóo ha sido más importante que los problemas de la gente

El cara a cara electoralista de Sánchez y Feijóo ha sido más importante que  los problemas de la gente

Desde un punto de vista absolutamente neutral sangraban los oídos y los ojos de ver oír y ver al Presidente de nuestro Gobierno y al Jefe de la Oposición con España y los españoles sumidos en la más negra de las incertidumbres ante el futuro inmediato y por una inflación que está asolando a las rentas bajas y mermando cada vez más a la clase media que supone que es quien mantiene la estabilidad económica y política de un país. Amén de un sector privado con infinidad de empresas y autónomos en la cuerda floja, vamos de no saber si van a poder producir y/o trabajar el mes que viene en las actuales condiciones y encima con el coste del dinero básico para la financiación cada vez más caro al aumentar lo tipos.

Los dos grandes líderes de gobierno y oposición se dieron de tortas en clave electoralista sin pensar en España y los españoles más que para sacar rédito político de sus supuestas políticas que van a llevar a cabo según Sánchez y deberían llevar a cabo según Feijóo. A Sánchez no le han aconsejado que adelante elecciones porque sería tremendamente lesivo para los intereses del gobierno y más que probablemente las perdería según encuestas, le han aconsejado que adelante la campaña electoral desde ya hasta el año que viene.

Ya puede proponer lo que proponga de positivo la derecha española que no será ni tenido en consideración y el Gobierno tratará por su parte  de hacer el menor daño social posible e incluso si lo hay tirar de deuda pública para que sea el menos posible al menor número de gente posible, con las excepciones ideológicas de rigor por supuesto que luego serán lucidas en el tramo final de la campaña y debates televisivos. Eso si, hasta las elecciones del año que viene.

Nuestro Presidente se ha puesto a rapiñar ideas de derechas e izquierdas porque también a Unidas Podemos se las sigue jugando cada vez que puede, ahora  robándoles el eslogan “el gobierno de la gente” y a la derecha la bajada de impuestos que pedía desde hace meses la hace suya el PSOE sin consultar con UP para que no se la apuntaran como logro social suyo.

Os dejo con las portadas de un medio pro-gubernativo y de otro anti-gubernativo para que veáis como esta bipolarizada y cómo pretenden mostrar la realidad política de este país de forma absolutamente sesgada.

Estamos en un momento económico en el que es fundamental un pacto de Estado por la Energía donde el legislativo y ejecutivo funcione unido y coordinado  para que la sociedad perciba que al menos en lo esencial nuestro sistema político “hace país”, pero no, imposible, los intereses de partido de unos y otros están  por encima.

Sacad vosotros vuestras propias conclusiones, lo que servidor si sabe es que si no es por estar dentro del la UE España tendría hoy los problemas de Argentina por ejemplo, con una peseta hundida , con hiperinflación y en niveles próximos a la bancarrota con una prima de riesgo por encima de la griega en sus peores tiempos.

Advertisements

3 comentarios

    • Encima aprovechó para lanzar una medida electoralista … se viene a acordar ahora para hacer ruido y despertar amores de las señoras de la limpieza que ahora tienen derecho a paro … las tenía cotizando pero sin prestaciones de subsidio de desempleo … ahora les da el paro a un año de las elecciones .. de estos regalos sociales vamos a ver a partir de ahora unos cuantos .. para ir mejorando imagen … a los autónomos tratarlo como trabajadores nada de nada … porque se llamarán trabajadores autónomos .. y no empresarios autónomos o individuales .. porque para los gobiernos de España nunca hemos sido considerado primero TRABAJADORES sino PRESUNTOS DEFRAUDADORES.
      Ya están en campaña electoral , ahora tienen programados cientos de mítines con la presencia de su sanchidad en muchos de ellos … para no dejarlo todo para los últimos 15 días porque si lo hacen el PP se los come.

Los comentarios están cerrados.